25 de febrero de 2021

Albarracín; “No me bajo, uno actúa pensando en la población y a estos carajos les vale un pepino la salud”

Les dijo «buitres políticos» a sus contrincantes César Dockweiler e Iván Arias. Decidió no bajarse de la candidatura porque cree que ellos ya llegaron a su techo, y él crece sin hacer campaña.

Waldo Albarracín, exDefensor del Pueblo
Waldo Albarracín, exDefensor del Pueblo

El candidato a la Alcaldía de La Paz por Unidos La Paz, Waldo Albarracín, en contacto con EL DEBER, señaló esta mañana que no se bajará de su candidatura, porque pese a que no hizo campaña para cuidar la salud de sus seguidores y de la población ante la pandemia del coronavirus, tiene una alta votación. Llamó “carajos” y “buitres políticos” a sus rivales César Dockweiler e Iván Arias, porque no suspendieron sus campañas (él sí lo hizo) por la pandemia. 

Sin embargo, anunció que esperará los resultados de otros sondeos de opinión, para evaluar si da un paso al costado, si es que su apoyo se reduce. El 29 de diciembre declaró: “Queremos ser el frente de la unidad, capaz de cerrarle la puerta del Gobierno Municipal de La Paz al masismo, pero si resulta que no estamos entre las opciones con más apoyo de la paceñidad, no dudaré un momento en deponer mi candidatura”, tuiteó Albarracín.

Según la encuesta de Ciesmori para Unitel, el candidato a la Alcaldía paceña por el Movimiento Al Socialismo (MAS), César Dockweiler concentra el 27,6% de la intención de votos, seguido por el candidato de Somos Pueblo y exministro de Obras Públicas, Iván Arias, con el 20%. El tercer lugar lo ocupa Albarracín, de Unidos por La Paz, con el 16,2% de la intención de votos. 

De hecho, Arias y Albarracín dispersan los votos de la oposición al MAS, lo que en los hechos podría beneficiar a que Dockweiler sea alcalde. “Por respeto a la norma no puedo referirme a la encuesta, pero las otras organizaciones políticas comenzaron su campaña hace dos meses. En ese tiempo yo pedí un frente único, y dije al propio Iván Arias que, si para lograrlo era necesario que no vaya, daré un paso al costado. Pero, al exministro no le gustó la pregunta mía, sobre si estaba dispuesto a hacer lo mismo. Evo Morales no había sido el único ególatra”.

Por eso, confirmó que no bajará su candidatura. “Cuando íbamos a empezar la campaña, vino la segunda ola del coronavirus, y suspendimos todo, para resguardar la salud. Prefiero ser humano a buitre político. Mientras yo hice eso,  Dockweiler y el Negro Arias le siguieron metiendo. No me bajo, uno actúa pensando en la población y a estos carajos les vale un pepino la salud de la población”.

Destacó que, sin campaña su frente llegó a “importantes niveles de apoyo de la población, sin hablar de porcentajes. Mientras que otros ya llegaron a su tope, y nosotros estamos empezando y podemos crecer”.

Por ese motivo señaló que sigue en carrera. Sin embargo, anunció que esperará cómo avanzan las tendencias. “No me retracto de mis principios, me iría si estuviera en la cola y los otros tuvieran asegurado un primer o segundo lugar. Los buitres electorales aprovechan el dolor de lo gente, no sé si por inocente o comprometido con la gente, soy respetuoso”.

Esto le genera muchos cuestionamientos contra sus oponentes. “Si puedes bailar sobre los cadáveres de los muertos del coronavirus, cómo será cuando llegues a la Alcaldía, robarás de principio a fin. En esta coyuntura electoral se valora la calidad humana de las personas”, manifestó. Sin embargo, reiteró que esperará que más encuestas de opinión salgan a la luz, y si es que su candidatura pierde fuerza, se bajará sin pensarlo.

| EL DEBER