Áñez pide audiencia a CIDH para relatar su versión sobre violencia de 2019 y mostrar pruebas

La expresidenta asegura que tiene pruebas que el actual gobierno quiere ocultar. Pide garantías para la entrevista

Presidenta Añez
Añez

Una carta pública dirigida a Jaime Vidal Melero, coordinador del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) que llegó para investigar los hechos de violencia en 2019, fue publicada por la expresidenta, Jeanine Áñez y en ella pide ser escuchada por este grupo de expertos.

“Solicito que el GIEI me reciba en audiencia, para exponer y presentar las pruebas del trabajo que realizó el Estado boliviano para restablecer La Paz”, señala la primera parte de la nota que publicó en su cuenta personal de Facebook.

El grupo de seis expertos que llegó a Bolivia estuvo viajando por todo el país recolectando algunos elementos de esta investigación que debe desarrollarse los siguientes seis meses. El periodo que investigarán abarca desde el 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre de 2019.

Según la exmandataria ella no buscó el cargo y tomó las riendas del Estado porque le correspondía en su calidad de senadora y por prelación debía asumir ante los conflictos que sucedían en el país.

“En mi calidad de senadora asumí el mandato constitucional a la presidencia del Estado, no porque haya buscado el cargo, sino porque la sucesión constitucional recaía en mi cargo y era mi deber cumplir con la Constitución Política del Estado y, sobre todo, con el pueblo boliviano”, señala otra parte de su nota.

Áñez afirma que fue Evo Morales quien provocó la convulsión que se generó entonces como consecuencia de las irregularidades en el proceso electoral de 2019, “la sociedad no estaba dispuesta a soportar otra canallada de quienes querían eternizarse en el poder perpetrando el fraude electoral evidenciado en la auditoría realizada por la Organización de Estados Americanos”.

La exdignataria considera que es “imprescindible” que el GIEI la reciba en audiencia para exponer y presentar “todas las pruebas que el actual gobierno quiere ocultar y que no sean de conocimiento de los expertos”, señala luego.

También pide garantías para esta reunión y reivindica la vigencia de los DDHH para todas las partes en este conflicto. No hubo un pronunciamiento de esta entidad que esta semana debía visitar ciudades como Sucre y Potosí, donde también se produjeron hechos de violencia.

| EL DEBER