Canes posibilitaron el hallazgo de un hombre enterrado bajo la pista de baile de un lenocinio de La Paz

Fernando Ascarrunz fue reportado como desaparecido hace dos meses. La Policía aprehendió a dos presuntos involucrados en el hecho de sangre y busca a quien sería el principal implicado

El comandante de la Policía Boliviana, Jhonny Aguilera, informó este viernes que canes entrenados permitieron encontrar en la víspera el cuerpo de Fernando Ascarrunz Landa (52), que fue reportado como desaparecido el 20 de diciembre.

Los restos del hombre fueron encontrados enterrados en el interior de un lenocinio en la calle Capitán Ravelo, cerca al puente de Las Américas en La Paz, sector donde anteriormente ya se habían realizado rastrillajes. Según los informes preliminares, el cuerpo fue hallado en un sector donde se encontraba la pista de baile del local, en una fosa improvisada.

“El hecho se efectuó allá, tenemos la certeza, se han dado hechos de encubrimiento que impiden la obtención de otros elementos, la ropa es la misma con la que desapareció (…) El elemento que generó la muerte del hombre está ubicado en esa casa, con las declaraciones que vayamos a recibir se podrán materializar nuestras certezas”, dijo Aguilera.

La Fuerza Anticrimen presentó a Wálter M. Q, identificado como presunto administrador del local, además de Danny M. L, personal de seguridad, como involucrados en el hecho de sangre, mientras se busca a Jorge M. M., alias ‘El Panda’, quien sería principal autor del asesinato.

“Fueron tres los responsables de este hecho, tenemos un prófugo, pero independientemente de haber identificado a los responsables, se hizo una georreferenciación de las llamadas para determinar el lugar donde fue hallado”, comentó el jefe policial a Unitel.

Cámaras de seguridad confirman que Ascarrunz ingresó a ese lenocinio y se presume que una “pseudo-relación” que mantenía con una persona desencadenó una “conducta de celotipia” (celos) y la agresión en su contra con objetos contundentes.

El cuerpo fue encontrado en una especie de fosa improvisada, debajo de una pista de baile y se espera que los testimonios de los trabajadores de ese lenocinio permitan esclarecer las circunstancias en las que el hombre fue asesinado.

| EL DEBER