18 de octubre de 2021

Corren procesos contra 26 policías por el motín de 2019

Son acusados de al menos seis delitos, entre ellos el haber arrancado la wiphala de sus uniformes. Dirigente de esposas rechaza la acción y no descarta movilizaciones.

Jorge Quispe  / La Paz

Aproximadamente a las 11:10 de ayer, el viceministro de Descolonización, Pelagio Condori, presentó ante la Dirección General de Investigación Policial Interna la denuncia contra 26 policías por al menos seis delitos cometidos durante el motín de 2019, entre ellos haber arrancado la wiphala de sus uniformes.

“Hacemos la denuncia de acuerdo a la Ley 101, promulgada en 2011 del Régimen Disciplinario de la Policía, en contra de 26 policías adjuntando pruebas que denotan que estas personas cometieron faltas disciplinarias”, indicó Condori, que una hora antes dio una conferencia de prensa en la que mostró videos de los policías que supuestamente cometieron  faltas disciplinarias, entre ellas haber arrancado la wiphala de sus uniformes.

Una vez  hecha la denuncia, la instancia punitiva de la Policía notificará a los involucrados. “No estamos en contra de la institución. Al contrario, valoramos la importante labor que realiza en resguardo de la seguridad de la población”, complementó Condori, que no dio nombres ni grados policiales. La Fiscalía policial abrirá el caso en primera instancia.

Los seis delitos

Desde el Ministerio de Gobierno informaron cuáles son los seis delitos que habrían cometido los uniformados hace dos años. Las sanciones van desde el  retiro temporal de la institución por tres meses a dos años, hasta la baja definitiva. 

Los primeros dos delitos están bajo el artículo 12 que son: inciso 3, formular peticiones colectivas verbales o escritas que estén al margen de la ley y que sean contrarias al régimen interno, y el inciso 24: hacer pública la ostentación de su militancia política haciendo proselitismo en las unidades estando en servicio activo, “agravándose este hecho cuando se está de uniforme o se cumplen funciones de mando”. 

El otro artículo vulnerado es el 13, cuyo inciso 15 indica: está prohibido “fomentar la organización o formar parte de logias u organizaciones, que atenten contra los intereses de la institución, la sociedad o el Estado”.

Los últimos tres delitos están bajo el artículo 14 inciso 3: incurrir en actos públicos, deshonrando los símbolos nacionales, la institución o el uniforme. Aquí la sanción es retiro o baja definitiva.

El inciso 10: instigar o liderar motines, huelgas, suspensión o interrupción del servicio, como actos de protestas o medidas de presión, y el inciso 18, “agresión física (…) por motivos racistas o discriminatorios”.

En 2019, antes de las crisis política, los policías fueron obligados a repartir pollos a los bloqueadores que apoyaban al gobierno de Evo Morales, y en Cochabamba tuvieron una actitud pasiva ante las movilizaciones de los cocaleros por órdenes superiores.

El amotinamiento  policial se dio  entre el 8 y 9 de noviembre de 2019, en el marco de los conflictos sociales.
 

Esposas prevén una reunión

 Ruth Nina, la representante de la Asociación de Esposas, Madres e Hijas de Policías, rechazó ayer el proceso que impulsa el viceministro de Descolonización, Pelagio Condori, en contra de 26 policías y anunció que un ampliado definirá futuras movilizaciones.

“Es totalmente injusto este proceso que quieren hacer a los policías, por eso un ampliado definirá las acciones”, alertó. 

Añadió que si hubo efectivos que arrancaron la wiphala (de sus uniformes), que “los identifiquen y no generalicen a todos, no creo que sean los 26 que hayan hecho eso”, dijo la dirigente.

El MAS pedirá otro proceso judicial ante  la Fiscalía

 La bancada del MAS impulsará otro proceso ante el Ministerio Público contra los 26 policías que   cometieron faltas disciplinarias el 8 y 9 de noviembre de 2019, anunció su presidente, Luis Adolfo Flores. En la oposición afirman que primero debe investigarse el fraude electoral.

“Si el señor Pelagio (Condori, viceministro de Descolonización) tiene las pruebas correspondientes, en principio  que la Policía sancione, y si es un delito que se ha cometido contra personas, tendrá que hacerse obligatoriamente ante el Ministerio Público”, anticipó Flores, exgobernador y militante del Movimiento Al Socialismo (MAS).

El senador dijo que desde la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) “apoyarán y fiscalizarán el seguimiento ante el Ministerio Público”.

Desde la oposición, el diputado Alberto Astorga, de Comunidad Ciudadana (CC), indicó ayer que existe una persecución política contra la Policía Boliviana y que lo primero que se debería investigar es el fraude electoral de ese año.

“Todos sabemos que los 21 días de movilización fueron a causa del escandaloso fraude electoral que hizo el MAS. Primero, investiguen eso y luego otros temas, ahora en este caso de los policías, me parece una persecución política ante la Policía que determinó un acuartelamiento”, dijo el asambleísta.

Andrea Barrientos, diputada cochabambina de CC, agregó: “Si no se amotinaba la Policía y las Fuerzas Armadas, Evo Morales sería presidente del Estado”.

En tanto que el diputado Renán Cabezas y miembro del MAS ratificó que apoyarán desde la Asamblea Legislativa Plurinacional el proceso contra los 26 policías.

| PÁGINA SIETE DIGITAL