19 de septiembre de 2021

Desaparecen documentos en la Magistratura de 200 procesos contra jueces

Apuntan a los exconsejeros Alcón y Gómez por la desaparición de los documentos. Existe una denuncia contra un funcionario por manipular los frenos de un vehículo

Autoridades del ministerio de Justicia
Autoridades del ministerio de Justicia

Son expedientes que datan desde la gestión 2018 y que debían ser resueltos en un plazo de cinco días o un máximo de un mes. Entre 150 y 200 procesos disciplinarios contra jueces y personal de apoyo jurisdiccional del Órgano Judicial desaparecieron del Consejo de la Magistratura y apuntan a los exconsejeros Gonzalo Alcón y Dolka Gómez, quienes fueron cesados de sus funciones hace dos meses por incompatibilidad de funciones. El pasado viernes se percataron de la desaparición de la documentación.

No existen, no podemos encontrar los expedientes que datan de las gestiones 2018, 2019, 2020 y 2021. Son casi 200 expedientes que no sabemos dónde están”, informó el consejero Marvin Molina, quien asumió el cargo en sustitución de Gonzalo Alcón.

Estos expedientes tratan de procesos disciplinarios por faltas cometidas de jueces y funcionarios jurisdiccionales de todos los distritos del país y que llegaron en apelación a la Sala Disciplinaria del Consejo de la Magistratura.

Estos casos fueron remitidos desde los diferentes distritos judiciales del país hacia el Consejo de la Magistratura, pero no existen evidencias de la devolución con una resolución a los distritos correspondientes.

“Aproximadamente entre 150 a 200 expedientes no se encuentran físicamente, que habrían sido ingresados al Consejo de la Magistratura con recursos jerárquicos, pero no han salido las resoluciones y se entiende que estaban a cargo de los exconsejeros”, sostuvo la consejera Mirtha Meneses.

Una vez cesados los exconsejeros Gómez y Alcón, los nuevos consejeros que los reemplazaron pidieron información sobre los expedientes en trámite, pero como no había respuesta, ordenaron una intervención con un notario para verificar de la existencia de los expedientes, pero se encontraron con que no estaban físicamente a disposición.

Meneses acotó que algún funcionario pretendió entregar a la oficina de apoyo de la Sala Disciplinaria algunos expedientes con firmas, pero se dispuso que se haga mediante registro para establecer posibles responsabilidades.

La consejera consideró que se habría incurrido incluso en los delitos de incumplimiento de deberes, ya que existen plazos para resolver estas causas, pero se desconocen de su paradero.

Cesados de sus funcione

Tanto Alcón como Gómez fueron cesados de sus funciones por orden de la Sala Constitucional Segunda de la ciudad de La Paz que confirmó, el 28 de julio de esta gestión, la resolución constitucional 150/2021 destituyéndolos del cargo por haber incurrido en incompatibilidades de funciones.

El consejero Molina explicó que se verificó casos de nepotismo porque el esposo de Dolka Gómez es juez del Trabajo en la ciudad de Santa Cruz y el hermano de Gonzalo Alcón es juez del Distrito Judicial de La Paz. En esas condiciones estuvieron trabajando más de tres años.

Alcón, antes de ser elegido como consejero del Consejo de la Magistratura, fue comandante de la Armada Boliviana en la gestión 2013 y tuvo estrecho contacto con el expresidente Evo Morales.

Molina detalló que los jueces que tenían procesos disciplinarios entraron a trabajar antes de la elección de los consejeros Alcón y Gómez y, sin embargo, por efecto del artículo 13 de la Ley de Organización Judicial, cesaron en sus funciones ante una acción de cumplimiento interpuesta por el Servicio Plurinacional de Atención a Víctimas (Sepdavi).

El consejero Molina lamentó el estado del Consejo de la Magistratura y luego de una evaluación dijo que el diagnóstico es “alarmante” ya que “la situación administrativa es desastrosa” por la cantidad exorbitante de acefalías que no fueron cubiertas porque no se realizó ninguna convocatoria pública en la institución.

Molina consideró que hay tiempo para rescatar la institucionalidad porque “si permitimos esta naturalización de lo corrupto y esta institucionalización de la delincuencia se haga carne del Órgano Judicial, el futuro que nos depara es totalmente funesto”.

La semana pasada, el presidente del Consejo de la Magistratura, Omar Michel, denunció a un chofer de la institución por manipular los frenos del vehículo oficial a su cargo para atentar supuestamente contra la vida de los consejeros Marvin Molina y Mirtha Meneses.

“Este vehículo podía haber tenido consecuencias fatales a cierta velocidad, con toda la manipulación que habían hecho de los frenos”, afirmó Michel.

Mientras que Molina apuntó a Alcón y a Gómez por haber sido sustituidos de sus cargos. “Todo es preocupante”, dijo.

| EL DEBER