Detectan 5 medias verdades del Gobierno en torno a la vacuna

El sector médico califica de demagógicas algunas expresiones del Ejecutivo. En el Movimiento Al Socialismo ven que se busca desacreditar a ese Órgano.

Wara Arteaga  / La Paz. 

Expertos en salud detectan al menos cinco medias verdades que se dijeron desde el Gobierno respecto a la llegada de las vacunas Sputnik-V al país y a cómo se enfrenta la Covid-19 en el territorio nacional. Los entrevistados  ven una táctica demagógica en algunas expresiones del Ejecutivo, mientras que desde el partido azul   indican que el Gobierno  hizo mucho más que el régimen de Jeanine Añez.  

Las medias verdades hacen referencia a la gestión del gobierno transitorio, al llamado del Ejecutivo a respirar tranquilidad tras la llegada de las dosis, al estilo de lucha contra la pandemia del Gobierno, a la inmunización en territorio nacional este año y al lugar que ocupa  Bolivia en el acceso a la vacuna.

“Las vacunas no son suficientes, eso simplemente protege y previene a los profesionales en salud –que van a ser un mínimo-.  No garantiza la prestación de servicios de calidad y calidez, cuando hay una deuda histórica de dotar de infraestructura, equipamiento e insumos a la primera línea”, explicó el representante del Sirmes Cochabamba, Carlos Navas.

En contraste, el diputado Renán Cabezas (MAS) destacó que para evitar la propagación del virus, este año llegarán al país más de 10 millones de vacunas. “Vamos a honrar todos los compromisos que hemos hecho. Vamos a vacunar a toda la población en Bolivia. Sin embargo, la oposición desacredita. Ellos nos han hablado de respiradores y ni siquiera han podido comprar barbijos”, sostuvo el legislador.

Las medias verdades

El jueves, cuando llegaron las 20.000 dosis, el presidente Luis Arce declaró: “Si esto se hubiera hecho el año pasado, con mucho más tiempo, en ese momento estaríamos en mejores condiciones, pero no lo hicieron. Nosotros mostramos resultados, somos un Gobierno que muestra resultados en corto plazo, no estamos ni tres meses y tenemos vacunas y pruebas para el pueblo boliviano”.

Esa postura fue calificada de demagógica por el representante del Sirmes Cochabamba. “Este trámite no se podía conseguir instantáneamente porque es un proceso que tiene que cumplir cuatro etapas. El gobierno anterior, nos guste o no, ya hizo los trámites para lo que viene a llamarse el mecanismo Covax, del cual forma parte Bolivia y era normal que en este momento se tarde ese tiempo en adquirir la vacuna, cuando ni siquiera los países del primer mundo tienen la vacuna”, indicó.

Tras la llegada de las dosis rusas al país, y en medio de una escalada de casos de Covid-19, el primer mandatario aseguró: “Hasta ahora (lo que se aplicaba) eran simplemente paliativos, simplemente era tratar de soportarlo, hoy el pueblo boliviano puede respirar tranquilidad”. 

Sin embargo, el representante del Sirmes La Paz, Fernando Romero, dijo que ése es un intento de magnificar una pequeña obra. “Es muy pequeño el impacto, no va a cambiar la ‘suerte’ de la ciudad, de nuestro país, aquí. Vamos a tener que hacer un máximo esfuerzo, como si no hubiera una vacuna. La vacuna no va a impactarnos en nada en esta segunda ola. Esa es la realidad. Es una media verdad lo que el Presidente dice”, manifestó.  

Ayer, el presidente Arce, en el inicio de la vacunación, dijo:  “No los hemos abandonado ni a ustedes, como personal médico, ni a nuestras gobernaciones ni a nuestros municipios”. 

En palabras del representante del Sirmes Cochabamba, el sector médico no cuenta con ropa de bioseguridad, “ni un presupuesto adecuado y ahora (el Gobierno) encarga las tareas a los municipios y gobernaciones, lavándose las manos”. 

Al respecto, Romero criticó la ley de emergencia sanitaria, que está en tratamiento en el Legislativo. “La ley abre la llegada de cubanos, abre puertas para intervenir Sedes;  por un lado, dice que se preocupan, pero nos quitan derechos de forma dictatorial. Hemos sufrido mucho y ahora nos van a quitar el derecho a la protesta. No se ocupan de nosotros”, observó. 

Otra de las afirmaciones del Presidente que fue observada es: “Iremos aplicando la vacuna gradualmente a todo el pueblo boliviano para que, de una vez por todas, en esta gestión 2021  despidamos al coronavirus”.     

Según el representante del Sirmes La Paz, eso no es posible, pues la mutación del virus hizo, por ejemplo,  que Europa ingrese a una tercera ola y Bolivia está atravesando la segunda. “Es muy peligroso decir esto a la población, bajarán las medidas de bioseguridad que hemos aprendido a aplicar. Es muy pronto para dar ese mensaje, un discurso muy oportunista y político”, dijo Romero. 

En una nota de prensa difundida por la Cancillería esta semana se lee: “Nuestro país es el segundo en la región en recibir las vacunas Sputnik-V y uno de los primeros en el mundo en recibir vacunas contra el Covid-19”. 

Al respecto, Nava expresó lo siguiente: “Los primeros países en recibir esta vacuna han sido en el continente europeo: Rusia, Bielorrusia, Kazajistán y Uzbekistán. En Latinoamérica el primer país en recibir la vacuna es Argentina, México, Ecuador… y ni siquiera aplicaron en su totalidad por reacciones adversas”.

| PÁGINA SIETE DIGITAL