23 de septiembre de 2021

Evo aboga por su entorno y amenaza con sanciones a autoridades electas que critiquen sus decisiones

El cambio del estatuto del MAS apunta a sancionar a los que critican las decisiones ejecutivas y a los rebeldes

El presidente del MAS, Evo Morales, abogó por su entorno y dijo que los pedidos de renovación interna están equivocados; pero también adelantó que en el congreso orgánico se preparan sanciones incluso para los concejales y asambleístas que se opongan a alcaldes, gobernadores o al propio presidente del Estado.

“Cómo es posible que algunos asambleístas departamentales, asambleístas nacionales o concejales puedan estar en contra del alcalde, en contra del gobernador o contra el presidente Lucho Arce, ¿qué está pasando? nos preguntamos. Si la autoridad define hacer una obra por decisión política, sobre un tema específico, todos debemos acompañar y no estar contradiciendo hasta públicamente, veremos cómo se va a sancionar eso. Hay alguna indisciplina”, dijo el ex-presidente en su programa dominical Evo es pueblo.

Sobre los pedidos de renovación, dijo que los dirigentes jóvenes deben ganarse a las bases para incursionar en los debates y en la dirección partidaria. También recordó que en los ayllus aimaras la persona que ya cumplió un papel en la comunidad es convocada para poner orden.

“A la juventud decirles, no se trata de desesperarse, (decir) es ahora o nunca, la primera tarea es cómo ganarse la confianza de todos los sectores sociales, personas mayores. Cuando unos dicen aquí, fuera los viejos, están equivocados, sólo quiero comentarles, en la cultura andina el viejo, la vieja (son) bien respetados, bien queridos y cuidados además”, dijo.

Las palabras de Morales estaban dirigidas al diputado cruceño, Rolando Cuéllar, quien pidió abiertamente dejar de lado “a la vieja rosca” en clara alusión al entorno de Evo Morales, como los exministros, Juan Ramón Quintana, Héctor Arce o el propio exvicepresidente, Álvaro García Linera.

Morales y la dirección nacional del MAS convocaron a un congreso orgánico en Cochabamba donde se modificará el estatuto interno de ese partido, el 3 de junio próximo. Uno de los cambios apunta a prohibir que exautoridades electas o designadas se postulen en elecciones por otros partidos. Ahora se suma la intención de sancionar a los que se opongan públicamente a las actuales autoridades masistas.

Los pedidos de Cuéllar provocaron fricciones al interior del MAS porque el diputado cochabambino Héctor Arce Rodríguez, lo  llamó traidor. En un encuentro político en Oruro dijo que el MAS es una familia y los problemas de una familia se resuelven internamente y no a través de los medios de comunicación.

Morales reveló que las modificaciones del estatuto interno están casi listas y que se tiene un borrador del mismo, que será debatido el 3 de junio. Previo a ese encuentro, los cocaleros realizarán su congreso en el Trópico de Cochabamba para preparar el encuentro del MAS.

| EL DEBER