30 de octubre de 2020

Imputan a cuatro personas por caso terrorismo y Evo Morales dice que el audio es alterado

Policia Boliviana
Policia Boliviana

Faustino Yucra, su hijo Alejandro Yucra, Patricia Hermosa y Hernán Soliz Morales, son las cuatro personas que están detenidas preventivamente acusadas de terrorismo y sedición, aunque en la imputación que presentó la Fiscalía, solo figuran los delitos de terrorismo y financiamiento al terrorismo.

Hoy, después del informe de la Fiscalía, el ex presidente, Evo Morales reaccionó a través de un tuit, en el que afirma que la imputación es ilegal y que el audio que lo involucra fue, alterado.

“Se ha cumplido con todas las garantías, no es una imputación rápida o violatoria de derechos, se cumplió con todos los pasos, se ha publicado edictos para que se presente a declarar. Además, creemos que todos pasos son de conocimiento del señor Morales porque estaba plenamente notificado que había un caso en su contra porque se ha presentado su abogado Wilfredo Chávez”, dijo el fiscal Ruddy Terrazas.

Mientras que Morales no acepta el caso porque no fue notificado, “de manera ilegal e inconstitucional, la Fiscalía de La Paz pretende imputarme por terrorismo con un audio alterado y sin ser notificado, una prueba más de la sistemática persecución política del gobierno de facto. Pronto volverá la democracia y el Estado de Derecho a #Bolivia”, señala un tuit poco después de la conferencia de los fiscales.

El primer detenido por este caso fue, Alejandro Yucra, quien tenía en su celular un video en que se observa el diálogo que sostiene su padre, Faustino, con el expresidente a través del teléfono. El 21 de noviembre del pasado año Yucra fue enviado al penal de Palmasola, donde permanece actualmente.

Un mes más tarde sería el turno del primo, Hernán Soliz Morales, quien acompañó a Evo Morales desde que este llegó al parlamento en 1997, era uno de los hombres de mayor confianza y acompañaba casi todos los viajes del expresidente. Está detenido desde 22 de diciembre de 2019.

En febrero de este año, la policía aprehendió a Patricia Hermosa a quien también acusaron de terrorismo. La ex jefa de gabinete de Morales, tenía en su poder documentos notariados del ex presidente y aseguró que los mismos eran para inscribirlo como candidato a Senador, peros sus justificaciones no sirvieron y fue enviada al penal de Obrajes el 3 de febrero de este año.

Uno de los principales involucrados, el dirigente campesino, Faustino Yucra, fue enviado al penal de San Pedro en abril de este año, después que fuera aprehendido en un operativo que se realizó en Chuquisaca.

Tras Andrónico Rodríguez

El fiscal Terrazas también explicó que las investigaciones siguen abiertas en contra del dirigente Andrónico Rodríguez por las comunicaciones que hubo entre él y Evo Morales, no se conoce la fecha y hora en la que se convocará a declarar al dirigente sobre este caso.

Pero también está dentro de este caso el exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, quien se contactaba con Rodríguez durante los conflictos en el país y cuando ya estaba asilado en la residencia de la embajada de México en La Paz.

Una vez cumplida toda la formalidad del caso, como las notificaciones, los fiscales informaron que solicitarán la declaratoria de rebeldía de Morales, con el que podrán tramitar el sello rojo ante Interpol, que ya fue rechazada por falta de cumplimiento de requisitos.  

El peligro

Los abogados alertaron que en la imputación ya no aparece el delito de sedición y solo se mantuvieron dos delitos, terrorismo y financiamiento al terrorismo. El presidente del Colegio Nacional de Abogados, Arturo Yáñez explicó que estos dos últimos no se encuentran como delitos comunes en los acuerdos bilaterales que existen con los otros países.

En ese marco, explicó que se corre el riesgo de que Argentina, al margen de la ideología política de su gobierno, niegue la extradición por la sencilla razón de que el delito de terrorismo está en debate en todos los países. Yáñez cree que sacar el delito de sedición solo beneficia a Morales.

Fuente: El Deber