17 de octubre de 2021

Inhabilitación por residencia no se aplica debido al principio de preclusión

Un documento del Tribunal Supremo Electoral (TSE) da cuenta que llegó a conocimiento de la institución el auto complementario del Tribunal Constitucional Plurinacional (TSE) sobre el tema de residencia de los candidatos a las elecciones subnacionales. Entre sus líneas se entiende que este acápite ya ha “precluido”.

“En observancia de los principios de preclusión e irretroactividad, la aplicación del Auto Constitucional 001/2021-CA/S-ECA debe restringirse a las demandas de inhabilitación que excepcionalmente, por hechos sobrevinientes comprobados, sean presentadas hasta el miércoles 3 de marzo de 2021”, indica el documento del TSE.

El primer auto constitucional, luego ratificado por el auto complementario, señala que quienes tienen estatus de asilado, refugiado o perseguido político no necesitan contar con el requisito de dos años de residencia para ser candidatos en estas elecciones. Su complementación llegó al TSE y a todos los Tribunales Departamentales, pero este tema ya está fuera de plazo.

El abogado Constitucionalista José Antonio Rivera explicó que este documento del TSE señala que el tema de residencia ya es “extemporáneo”. “Preclusión es un principio que rige en el tema electoral. Esto significa que una vez que se cierra una etapa ya no se puede volver a revisar”, explicó Rivera.

Ello también implica la irretroactividad. Significa que “si existiera una nueva prueba o algo nuevo, no aplica sobre hechos pasados, sino sobre lo venidero”, precisó Rivera.

En el caso de la residencia se trata de un requisito que se revisó en cuanto se recibieron los documentos de los candidatos. Una vez habilitados o inhabilitado se siguió el conducto regular, pero ya no se puede volver sobre el mismo.

Este argumento fue mencionado varias veces en contra del candidato Manfred Reyes Villa, pues él volvió a Bolivia hace un año tras estar 10 en Estados Unidos. Sin embargo, el director de campaña de Súmate, dijo en varias oportunidades que el postulante y su familia tienen la certificación de asilados políticos.

Finalmente, otro de los argumentos que manejan sectores contrarios es que Reyes Villa votó en Tiquipaya y no así en Cochabamba en las elecciones nacionales. Al respecto, miembros de Súmate informaron que Reyes Villa cambió de domicilio electoral cuando fue el empadronamiento y es así que ahora el candidato sufragará en el colegio Don Bosco del distrito 11 de Cochabamba.

Al respecto, Rivera también dijo que “en ningún lado de la Constitución dice que la última votación debe ser la residencia del candidato”, precisó.

Partidarios de Súmate continúan en espera de conocer la respuesta del Tribunal Supremo Electoral al recurso de revisión de la inhabilitación de Reyes Villa por el proceso coactivo fiscal respecto a la compra de vehículos. La agrupación presentó la documentación del pago de 2,3 millones de bolivianos para que se considere.

| LOS TIEMPOS