28 de febrero de 2021

La lluvia azota Cochabamba, hay un muerto y Tiquipaya está en vilo

Los vecinos de este municipio temen que se repita la tragedia del año pasado y se registre otra mazamorra. En Villa Tunari hay 150 familias damnificadas.

Yolanda Mamani   / La Paz.

Las intensas lluvias del domingo afectaron a cuatro municipios del departamento de Cochabamba, además dejaron un muerto. Las precipitaciones también provocaron inundaciones en las  calles, las  avenidas y una granja donde se perdieron miles de aves. Se reportaron  el colapso de muros de contención de un puente en    Tiquipaya, donde el miedo volvió y la población  se encuentra en emergencia.

Entre las  avenidas Tadeo Haenke y Juan Pablo Segundo, de Cochabamba,  sucedió una tragedia. Una persona falleció dentro de una movilidad que fue arrastrada por  una  fuerte corriente de agua y tierra, según los vecinos. El auto cayó al canal, donde  vecinos, grupos de voluntarios y bomberos rescataron un cuerpo sin vida. Se presume que en la movilidad había otra persona,  pero hasta el cierre de edición  no  se dieron  los reportes  sobre el paradero de la misma.

El secretario departamental de los Derechos de la Madre Tierra, Edver Flores, informó a Página Siete que  la fuerte precipitación afectó en la región a unas 150 familias y sus actividades agropecuarias. 

“En el departamento de Cochabamba tenemos cuatro municipios afectados: Tiquipaya, Cercado, Arque y Villa Tunari. Se tienen más o menos unas 150 familias damnificadas en  Villa Tunari y hoy (ayer) en el municipio de Tiquipaya hemos tenido fuertes precipitaciones pluviales y también en el municipio de Cochabamba”,  dijo  el funcionario.

Las calles  quedaron inundadas en varias zonas de  Cochabamba.
Foto:APG

Con el agua casi hasta las rodillas, con ponchillos de plástico para protegerse de la persistente lluvia y con baldes,  picos y palas, en Tiquipaya  los vecinos  sacaban agua de sus casas y negocios. La misma  escena se vio en varias calles de Cochabamba,  donde el agua de las lluvias ingresó a las casas causando alarma en la población.

El gran temor en los vecinos es que el río Taquiña nuevamente se desborde o la lluvia persistente ocasione otra mazamorra, como ocurrió en febrero del año pasado cuando más de 90 familias perdieron sus viviendas. 

Ante ese miedo, las personas de este municipio están en vigilia permanente. Los muros de contención de un puente del río Taquiña en la zona Ecológica cedieron por  la lluvia persistente y la fuerte corriente del río que arrastraba tierra, piedras y desechos. Esta obra se entregó recién el año pasado. 

Además,  en la Organización Territorial de Base (OTB) de Sirpita, en Tiquipaya, se  desbordó el río Tolavi  y afectó a una granja de pollos, donde se ahogaron más de 17.000 aves de granja, según reporte de Opinión. Al respecto, Flores declaró a este medio que esta granja  se encontraba “en la  orilla de un canal de riego y prácticamente el agua entró como a una piscina”.

El director de cuencas de la Gobernación de Cochabamba, Omar Vargas, informó ayer que el personal de limpieza está interviniendo en la cuenca alta del río Taquiña, donde no hubo mayores problemas, pero en la parte baja hubo la ruptura de un dique, que fue de consideración y afectó a otros sectores.

Vecinos   buscaron  desviar el agua para evitar daños a sus casas.
Foto:APG

“Lo que pasó es que por los ríos han bajado algunos árboles y en su trayecto los troncos (taparon) dos puentes y el agua rebasó a los costados, lo que hizo que este líquido se desborde. A esta situación  se sumó que en la Bejing  otros tres puentes (quedaron inundados), en total cinco puentes”, dijo  el funcionario.

Ante  este escenario, la Gobernación de Cochabamba realiza un rastrillaje por todas las poblaciones afectadas por las lluvias y los desbordes de los ríos. Se prevé que este lunes arriben a la región autoridades del Gobierno central para coordinar la ayuda a las familias afectadas, además definirán los  trabajos de contención.

| PÁGINA SIETE DIGITAL