26 de noviembre de 2020

Longaric denuncia ante la OEA persecución a Añez y supresión de los dos tercios

La Canciller se dirigió este jueves al Consejo Permanente de Derechos Humanos de la organización, donde habló del proceso de transición.

La canciller Karen Longaric
La canciller Karen Longaric

La ministra de Relaciones Exteriores, Karen Longaric, denunció este jueves ante el Consejo Permanente de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA) la supresión de los dos tercios en los reglamentos del Senado y Diputados por parte de la Asamblea Legislativa saliente, controlada por el MAS, y persecusión a la presidenta Jeanine Añez y sus ministros.

“El hecho más preocupante que está generando protestas en todo el país es que la Asamblea saliente, bajo el control del expresidente (Evo) Morales, ha aprobado una resolución que reduce el umbral de los dos tercios a la mayoría absoluta, para aprobar las decisiones de mayor importancia en el Senado y Diputados”, dijo Longaric ante la OEA.

La anterior semana, por dos tercios de voto, las cámaras de Senadores y Diputados modificaron sus reglamentos para no necesitar de los “dos tercios” en la Asamblea Legislativa Plurinacional, sino que con la “mayoría absoluta” se resuelvan temas como los ascensos en las Fuerzas Armadas y la Policía, entre otros.

Por otro lado, la Canciller del Estado indicó ante el organismo internacional que el Parlamento saliente aprobó el informe de la Comisión Mixta Especial, que recomienda realizar juicios de responsabilidades a la Presidenta y a parte de su Gabinet, por los enfrentamientos de Senkata y Sacaba, en noviembre de 2019.

“Aprovechando la mayoría absoluta, los asambleístas salientes han solicitado la persecución política y judicial de la Presidenta y de sus ministros”, dijo la autoridad de la diplomacia boliviana.

La anterior semana, el Congreso aprobó los juicios de responsabilidades contra Añez y los ministros que firmaron el Decreto Supremo 4078, que deslindaba de responsabilidades a los efectivos de las Fuerzas Armadas durante los operativos de pacificación en noviembre del pasado año.

Como resultado de los conflictos tras la renuncia del expresidente Evo Morales, más de una treintena de personas perdieron la vida y varias otras salieron heridas.

| PÁGINA SIETE DIGITAL