27 de noviembre de 2022

Presidente de Comcipo desde la clandestinidad: El que quiere voltear a Arce es Evo Morales

Juan Carlos Manuel manifestó que ni su familia conoce su ubicación y que durante la intervención de la Policía fue resguardo por la población.

Desde la clandestinidad, el presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Juan Carlos Manuel, rompió el silencio y dijo que Evo Morales quiere “voltear” al presidente Luis Arce.

“No estamos en miras de poder voltearle (quitarle el poder al mandatario), es totalmente falso, reitero acá que el que quiere voltear, para nosotros, es el señor Evo Morales juntamente con toda su juntucha que tiene, quienes se han acostumbrado a vivir de lo fácil”, afirmó Manuel a Erbol, al ser consultado sobre qué opina de que lo acusen de gestar un supuesto golpe de Estado.

Indicó que no están en ese camino de sacar a los gobernantes, porque significa recursos que no son del Gobierno ni de las autoridades, sino de la población, y que lo único que buscaron con su lucha es que se abroguen leyes que atentan contra el pueblo potosino.

“Mas bien los que están queriendo hacer esto, lo he estado viendo en redes sociales, donde el senador (Leonardo) Loza que afirma del porqué se tiene miedo que vuelva el señor (Juan Ramón) Quintana. Ellos son los que quieren dar el golpe al señor (Luis) Arce, y si él fuera inteligente no se estaría arrodillando ante Evo Morales, y diría: Yo voy a atender a mi pueblo y dejen de joder, yo voy a manejar esta situación (…). Le pedimos que deje de ser un monigote o un títere de Evo Morales”, afirmó el representante potosino.

También puede leer: Régimen Penitenciario afirma que traslado de Pumari «no pasaría de esta semana»

El presidente de Comcipo, quien evitó revelar dónde se encuentra, criticó que la Policía haya desplegado un operativo el pasado 9 de diciembre pasado con el allanamiento a la institución cívica. Consideró que la acción policial se hizo simplemente porque los cívicos no están de acuerdo o no piensan igual que el Gobierno.

Manuel negó las acusaciones en su contra de que habría sido el responsable de daños a una patrulla policial y de armar grupos de choque. También rechazó que su intención haya sido confrontar con los campesinos que se movilizaron en contra del paro multisectorial de diciembre.

Aseguró que su conciencia está tranquila, pero rechazó las acusaciones en su contra, porque las considera que son una “falsedad” organizada por el Gobierno.

Sostuvo que es objeto de una persecución política que, según considera, se desató porque Comcipo estaba activándose en la defensa del Cerro Rico contra las operaciones mineras encima de la cota 4.400 y porque estaba impulsando cabildos para cuestionar el padrón electoral.

“Creemos que eso ha sido lo que realmente preocupa al Gobierno, no quieren que nos  enteremos los bolivianos sobre las elecciones, si ha habido o no ha habido fraude”, dijo Manuel.

Reveló que al momento del operativo se encontraba en Potosí, pero tuvo el resguardo de la población.

Ahora, Manuel manifestó que ni su familia conoce de su ubicación, porque esa información podría generar que sea perseguida.   

A pesar de todo ello, el presidente de Comcipo aseguró que seguirá en el activismo, puesto que no puede cerrar los ojos ante lo que ocurre en el país.

En un mensaje a su familia y a los potosinos, Juan Carlos Manuel sostuvo que se encuentra bien.

“Hermanos, hijos, estén tranquilos, estoy bien, gracias a Dios he conseguido buenas personas que me están cobijando”, afirmó.

| PÁGINA SIETE DIGITAL