Quintana arremete contra la Fiscalía y pide al Gobierno acelerar procesos contra «golpistas»

El exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, pidió al poder Ejecutivo y al Legislativo acelerar los procesos y denuncias en contra de los «golpistas y criminales» ante la Fiscalía General del Estado, institución a la que calificó de «floja, negligente» y arremetió contra los fiscales que siguen administrando justicia cuando «persiguieron» a militantes del MAS y dirigentes de organizaciones sociales.

La exautoridad dijo en su discurso en un evento en el trópico de Cochabamba «estamos siendo demasiado complacientes». «Ojalá nuestras autoridades en el poder Ejecutivo y Legislativo aceleren los procesos y denuncias ante la Fiscalía General del Estado para que de una vez se vaya terminando la impunidad, y que no se estén paseando los golpistas y criminales por las calles del país».

Al referirse al Ministerio Público dijo que es una institución «floja, negligente, que incumple sus deberes, sus funciones. Tenemos fiscales que todavía están administrando justicia después de haber perseguido a nuestros compañeros, a dirigentes en el trópico, en Sacaba, en El Alto, en Omasuyos. Tenemos que terminar con la impunidad», sentenció, según el audio que compartió radio Kawsachun Coca.

Con un discurso encendido, destacó que el trópico cochabambino debe seguir siendo la vanguardia de la vanguardia en la defensa de la soberanía, en la lucha inclaudicable en contra de la derecha, por eso «nada de descansar, nada de dar tregua, nada de dar ventaja a la derecha, porque ya sabemos que cuando le damos ventaja nuestras cabezas se ponen en la picota. Eso ya lo sabemos», exclamó.

Dirigiéndose a los jóvenes dijo que ya saben lo que es una dictadura, refiriéndose al periodo de transición a la cabeza de Jeanine Añez, «lo peor de esa dictadura es que ha tenido rostro de mujer». Insistió que fueron 11 meses de un régimen dictatorial que ha tenido rostro de la derecha «intolerante», «que no tolera la pollera, ni la wiphala, que no tolera a los indígenas» y que quiere usurpar la voluntad popular.

La transición del Gobierno en 2019 se produjo en medio de una crisis política, tras las renuncias, acusados por fraude electoral, del entonces presidente Evo Morales; del vicepresidente, Álvaro García Linera; la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra; el presidente de Diputados, Víctor Borda y del primer vicepresidente del Senado, Rubén Medinaceli.

Ese tiempo, Añez era la segunda vicepresidenta del Senado, en esa calidad y con un aval del Tribunal Constitucional Plurinacional asumió la presidencia del Estado. Permaneció al frente del Estado durante 11 meses producto de la pandemia del coronavirus (Covid-19).

Quintana tras la crisis de 2019 se asiló en la Embajada de México en Bolivia, alegó persecución política, junto a otros de sus colegas permaneció en esa legación un año, cuando el MAS ganó las elecciones generales de 2020, con Luis Arce a la cabeza, abandonó la residencia mexicana.

| LOS TIEMPOS