Suspenden y procesan a vocal electoral que denunció irregularidades ante la OEA

Baptista advirtió la existencia de una “data secreta”. Sin embargo, luego dijo que su solicitud de auditoría no ponía en duda el resultado de las elecciones generales de 2020

Rosario Baptista, vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), fue suspendida y será sometida a un proceso disciplinario. Ella realizó una representación ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), denunciando irregularidades en los comicios generales de 2020.

Una resolución de Sala Plena de esa instancia detalla que la autoridad es alejada de su cargo con goce de haberes, mientras se resuelve la causa en su contra por la supuesta comisión de faltas graves y muy graves.

En noviembre de la pasada gestión, la vocal Baptista pidió al organismo internacional realizar una auditoría a los diferentes componentes empleados en los comicios generales del 18 de octubre, que concluyeron con la victoria del MAS con un 55,10 por ciento.

En ese entonces pidió la revisión del padrón para detectar inconsistencias y la existencia de un “bloque de data alterno, técnicamente reservado, con un acceso restringido, privilegiado y secreto”.

Sin embargo, días después y ante la gran repercusión que cobró su solicitud, Baptista envió una nueva carta a la OEA, en la que “hace precisiones» de un primer mensaje y establece que no cuestionó los resultados de la votación, señalando que buscó incrementar la confiabilidad del sistema electoral boliviano y que no debe haber dudas sobre los comicios subnacionales que se avecinan.

La información difundida por el periodista Tuffi Are, señala que Baptista está procesada por “la supuesta no atención y entrega oportuna de la información que le fue requerida reiteradamente y por el también supuesto incumplimiento de los principios dcl Órgano Electoral Plurinacional y la acción u omisión contrarias a sus funciones, atribuciones y obligaciones”.

| EL DEBER