Tras revelaciones de las FFAA, temen por la vida de Terceros y Jarjuri

Jorge Santistevan, abogado del general de la FAB, advirtió que el Gobierno será responsable si su cliente es blanco de algún atentado.

Luego de las revelaciones del general Jorge Terceros sobre los hechos tras la renuncia de Evo Morales en 2019, el abogado Jorge Santistevan manifestó que temen por la vida de exjefe militar y la del excomandante del Ejército Gonzalo Jarjuri. Los uniformados fueron enviados a prisión con detención preventiva por cuatro meses, por el caso del supuesto golpe de Estado.

“Si algo les pasa al general Terceros o al almirante Jarjuri, van a tener que correr con la responsabilidad el Estado boliviano y estas personas, quienes están haciéndose pasar de víctimas (…). Obviamente vamos a solicitar la seguridad y protección física y garantías para el general mientras cumpla su detención preventiva”, detalló Santistevan en contacto con Página Siete Digital.

En sus declaraciones ante la Fiscalía, Terceros dio a conocer que Morales y el exvicepresidente Álvaro García Linera lo amenazaron con movilizar a 2.000 militantes del MAS a La Paz, para convulsionar y enfrentarse con los ciudadanos que denunciaban el fraude electoral.

Además testimoneó que el exmandatario ordenaba al excomandante de las Fuerzas Armadas (FFAA) Williams Kalimán que los militares no salgan a las calles para evitar un posible enfrentamiento entre ciudadanos.

El jurista apuntó a que si en el tiempo que está detenido la salud del militar se deteriora o es víctima de algún tipo de atentado, los responsables serán quienes lo demandaron y el Gobierno, que propicia este proceso de la supuesta ruptura del orden constitucional en 2019.

“Los responsables son aquellos que han demandado injustamente al general, aquellos sujetos políticos como Evo Morales, Álvaro García Linera, Juan Ramón Quintana y el Gobierno, serán los responsables si le pasa algo al general”, advirtió.

Asimismo, Santistevan apuntó que los exgobernantes son quienes debían ser investigados por terrorismo, puesto que pretendían que los conflictos sociales escalen y hasta ocurre una guerra civil.

Agregó que durante la audiencia de medidas cautelares no se pudo demostrar que su defendido actuó en hechos sediciosos, por lo que apelarán la determinación de la justicia.

| PÁGINA SIETE DIGITAL