21 de octubre de 2020

Europa intenta frenar posible segunda ola de coronavirus

Europa intena frenar la nueva ola de coronavirus
Europa intena frenar la nueva ola de coronavirus

Desde cuarentenas a cierres de playas y la obligación de usar mascarilla incluso al aire libre, gobiernos de Europa imponen nuevas restricciones para intentar frenar una segunda ola del coronavirus, que comienza a aislar nuevamente a España.

Alemania, considerada inicialmente como un ejemplo de gestión ante la Covid-19, se alarmó ayer por el aumento de nuevos casos en los últimos días, y desaconsejó los viajes no esenciales a tres regiones de España (Aragón, Cataluña y Navarra).

Francia registró en las últimas veinticuatro horas 14 muertes por coronavirus, con lo que el total de fallecimientos desde el inicio de la epidemia asciende a 30.223, informaron ayer las autoridades sanitarias.

En su informe de la situación epidémica, el Ministerio de Sanidad señaló que el virus sigue circulando en Francia y que el número de pruebas diagnósticas aumenta desde hace varias semanas (se realizan unas 500.000 semanalmente) con un ratio de positivos que se mantiene en 1,3 y un centenar de ingresos diarios en hospitales.

Para evitar el repunte, el Gobierno impuso el 20 de julio la obligatoriedad del uso de mascarillas en todos los lugares públicos cerrados, lo que concierne especialmente a tiendas y centros de ocio.

Por su lado, Reino Unido defendió ayer su decisión de imponer cuarentena a todos los viajeros procedentes de España, una medida criticada por Madrid, que la calificó de «inadaptada», pese al aumento de casos de coronavirus.

La súbita decisión de Londres llegó por sorpresa el domingo para miles de británicos que estaban en España de vacaciones, donde son los principales turistas extranjeros (18 millones en 2019).

El Gobierno español rechazó ayer que el país sufra una segunda oleada de coronavirus, al tiempo que confió en que las medidas que están tomando las regiones tendrán éxito para contener la expansión de la pandemia.

Mientras el país sufre 360 focos con más de 4.000 casos asociados, el Ejecutivo sigue trabajando para intentar revertir la cuarentena impuesta por el Gobierno británico y otras recomendaciones de no viajar a España, que están causando un grave daño al sector turístico.

«No podemos hablar de una segunda ola generalizada en nuestro país, que no la hay. Hay brotes», afirmó claramente el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras la reunión del Consejo de Ministros.

Otros países europeos (Alemania, Francia, Noruega o Países Bajos) han emitido recomendaciones para no viajar a las regiones españolas más afectadas por los últimos brotes.

La pandemia, que ya contagió a 16,5 millones de personas y provocó 654.000 decesos, sigue imparable obligando a las autoridades a tomar nuevas medidas.

| LOS TIEMPOS