26 de noviembre de 2020

Descubren siete cadáveres en un contenedor que vino de Serbia a Paraguay

Los cuerpos podrían haber pertenecido a inmigrantes ilegales, según el fiscal que tomó el caso, Marcelo Saldívar.

AFP / Paraguay 

Los restos humanos de siete personas fueron descubiertos en avanzado estado de descomposición por la policía paraguaya en un contenedor procedente de Serbia, informaron las autoridades este viernes.

Los restos humanos fueron hallados por los empleados de una empresa importadora de fertilizantes en su local de barrio Santa María de Asunción quienes dieron aviso a la Policía que se encargó del procedimiento.

El contenedor, parte de un grupo de seis, fue transportado desde el puerto de Villeta (30 km al sur de la capital sobre el río Paraguay) para la compañía del ramo agropecuario.

«De los siete, tres serían de nacionalidad marroquí y uno egipcio», dijo a periodistas el médico forense Pablo Lemir.

«Uno de los cuerpos presenta rastros de asfixia como posible causa de muerte», agregó.

Los fertilizantes podrían haber acelerado la descomposición, señaló el experto forense.

Del depósito fueron retirados enseres personales, entre mochilas y ropa, tarjetas telefónicas con grafía cirílica, propia de Serbia, según los informes.

Los cuerpos podrían haber pertenecido a inmigrantes ilegales, comentó el fiscal que tomó el caso, Marcelo Saldívar.

«Junto a los cuerpos fueron hallados restos de alimentos, lo que hace suponer que se prepararon para un viaje corto», observó.

El embarque data del 22 de julio.

La médica forense Rosa Romero explicó que «uno de los fallecidos habría ingerido carne humana -por la falta de alimentos- pero se debe corroborar eso».

El fiscal Saldívar dijo que por sus formas, los muertos «son de contextura grande, aparentemente hombres adultos».

Dijo que con la colaboración de la policía internacional (Interpol) se buscará conocer la identidad en el registro de personas desaparecidas en Serbia.

Según las autoridades navieras locales, el contenedor que vino a Paraguay realizó un primer trayecto de 400 km de Serbia a Croacia por río.

Posteriormente el barco contenedor hizo escala en Egipto (2.350 km) y de ese país a España (3.000 km).

Desde el país ibérico recaló en el puerto de Buenos Aires (10.550 km) antes de llegar al puerto de Villeta en Paraguay (30 km al sur de Asunción sobre el río Paraguay) para completar otros 1.350 km.