24 de octubre de 2020

Mike Pompeo le exigió a Nicolás Maduro que libere a los seis ex ejecutivos de Citgo presos en Venezuela

Se acusa a los seis ejecutivos de peculado, lavado de dinero y asociación para delinquir, entre otros delitos.

Mike Pompeo (Ashley Landis/Vía REUTERS)

Estados Unidos pidió este martes a Venezuela la liberación de los seis ex ejecutivos de la petrolera Citgo detenidos en el país, dos de los cuales están bajo arresto domiciliario, cuando se cumplen más de 1.000 días desde su detención y el COVID-19 “amenaza sus vidas”.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, hizo la petición luego de que el dictador venezolano Nicolás Maduro indultara el lunes a más de un centenar de opositores, entre ellos diputados y colaboradores del jefe parlamentario Juan Guaidó, quien por su parte calificó a la acción de “trampa” de cara a las elecciones legislativas de diciembre.

En un comunicado, Pompeo celebró que dos de los detenidos hayan sido puestos bajo arresto domiciliario y que haya comenzado el juicio.

Los otros cuatro permanecen en las cárceles venezolanas que cada vez son más peligrosas, donde el COVID-19 continúa diseminándose y amenaza sus vidas”, indicó la diplomacia estadounidense.

Los seis ejecutivos -Tomeu Vadell, José Luis Zambrano, Alirio Zambrano, Jorge Toledo, Gustavo Cárdenas y José Pereira- fueron detenidos en noviembre de 2017.Citgo (REUTERS/Loren Elliott)Citgo (REUTERS/Loren Elliott)

Citgo, filial de la petrolera estatal PDVSA en Estados Unidos, está desde 2019 en manos de Guaidó, a quien Washington y más de 50 países reconocen como presidente interino por considerar que el segundo mandato de Nicolás Maduro es ilegítimo.

Se acusa a los seis ejecutivos de peculado, lavado de dinero y asociación para delinquir, entre otros delitos.

El grupo ha sido objeto de la preocupación constante de Washington, pues cinco de ellos tienen la doble nacionalidad estadounidense y venezolana, mientras que el ex presidente de Citgo José Ángel Pereira es venezolano con residencia legal en Estados Unidos desde 2016.

El 31 de julio, Bill Richardson, un ex diplomático estadounidense demócrata que viajó este mes al país caribeño para abogar por los seis detenidos, consiguió que Gustavo Cárdenas y Jorge Toledo recibieran prisión domiciliara, un beneficio dentro de su precaria situación que los protege de la pandemia.

En su viaje, Richardson se reunió con Nicolás Maduro, con quien el gobierno de Donald Trump dice que sólo va a negociar “su salida del poder”.

(Con información de AFP)

| INFOBAE