31 de octubre de 2020

7,33 millones de bolivianos podrán votar en los comicios, el padrón electoral creció 0,23%

“El padrón que hoy se entrega, habilita para sufragar, el domingo 18 de octubre, a 7.332.925 bolivianos”, informó el presidente del TSE, Salvador Romero en un acto público.

Salvador Romero
Salvador Romero

El padrón electoral aumentó de 7.315.364 electores, registrados a octubre de 2019, a 7.332.925 en 2020, o sea tuvo un incremento de 17.561 ciudadanos que representan un 0,23% más de inscritos, según los datos oficiales que fueron emitidos la noche de este martes por el presidente del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, quien se refirió a este comportamiento como un crecimiento “modesto”.

En cumplimiento del cronograma electoral vigente con miras a las elecciones generales del 18 de octubre, el TSE presentó el padrón electoral saneado, luego de seguir una serie de pasos, entre ellos el reforzamiento de la inscripción en dos oportunidades, debido a la postergación de los comicios que estaban previsto para el 3 de mayo, debido a los efectos de la pandemia del coronavirus (COVID-19), y también a la depuración de listas, entre ellas las personas que fallecieron y la inhabilitación de ciudadanos que no participaron en los dos últimos procesos electorales.

“El padrón que hoy se entrega, habilita para sufragar, el domingo 18 de octubre, a 7.332.925 bolivianos”, informó el presidente del TSE, Salvador Romero en un acto público. 

La autoridad aseguró que el padrón se convierte en una garantía para unas elecciones generales confiables, limpias, seguras e imparciales, tanto para los actores políticos como para la ciudadanía en su conjunto que acudirá a las urnas para elegir al nuevo presidente y vicepresidente, además de los miembros de la Asamblea Legislativa.

«En el padrón, cada persona cuenta con un registro individual exclusivo fundamento del principio: un ciudadano un voto», resaltó la autoridad electoral.

El calendario electoral fija para este viernes 18 de septiembre el sorteo de jurados electorales. Romero informó que en los tribunales electorales departamentales se designarán a los jurados de cada región, mientras que en el TSE se sorteará a los jurados en el exterior. Para esa actividad, era necesario contar con un padrón electoral saneado.

Dentro del proceso de saneamiento del padrón, se dio curso a la inscripción de jóvenes, entre ellos los que cumplen 18 años hasta el 18 de octubre, y a la actualización domiciliaria, inclusive extendida a quienes regresaron al país durante la emergencia sanitaria por la pandemia.

En el caso de los inscritos en el ámbito nacional, para el saneamiento del padrón, se determinó la inhabilitación de ciudadanos que no votaron en el referéndum constitucional de 2016 y en las elecciones judiciales de 2017. En el exterior, la inhabilitación alcanzó a ciudadanos que no sufragaron en la presidencial 2014 y el referéndum 2016. La diferencia para ambos casos se explica porque los bolivianos en el exterior no votaron en la elección judicial, según un reporte del TSE.

El Servicio de Registro Cívico (SERECÍ) publicó la lista de ciudadanos inhabilitados en medios de comunicación impresos y en plataformas digitales para que éstos puedan solicitar su rehabilitación, ya sea con trámites presenciales o mediante mecanismos digitales.

Para la depuración de fallecidos, se cruzaron las bases de datos del Registro Civil y del Padrón y se incluyeron los registros de todos decesos ocurridos hasta la fecha de cierre del Padrón, por lo tanto, también de las personas que fallecieron durante la pandemia, se informó desde el TSE. Para fortalecer el trabajo, el SERECI requirió información de los servicios departamentales de salud de los nueve departamentos, cementerios, SENASIR y APS para depurar a los fallecidos durante la cuarentena.

“Hay un registro único por ciudadano, insustituible por su carácter biométrico, que garantiza un ciudadano, un voto. Este es un Padrón seguro”, advirtió el Presidente del TSE.

| BRÚJULA DIGITAL