17 de octubre de 2021

Cinco líderes cambiaron su discurso y lo ajustaron a la teoría del «golpe»

Incurrieron en el viraje el Presidente, el vocero Jorge Richter, el titular del BCB, la expresidenta del Senado Eva Copa y el ejecutivo de la COB.

El presidente Luis Arce, el vocero presidencial Jorge Richter, la expresidenta del Senado Eva Copa, el presidente del Banco Central de Bolivia (BCB)  Edwin Rojas  y el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB)  Juan Carlos Huarachi   cambiaron su  discurso  en los últimos meses y  ajustaron  sus  versiones en línea con  la teoría del “golpe de Estado”. 

El 20 de mayo de 2020, seis meses después de que  Jeanine Añez asumiera la presidencia, Luis Arce,  quien entonces era candidato presidencial,  reconoció al gobierno de transición como constitucional, durante una entrevista en   el programa No mentirás de PAT.

“Es transitoria constitucional”, dijo ante la consulta de si Añez era una presidenta transitoria constitucional o transitoria de facto. 

Meses después,  su discurso cambió y en su primer mensaje como presidente del país, el 8 de noviembre de 2020,  Arce dijo que el gobierno de Añez era “de facto, ilegal e ilegítimo”.

El vocero  presidencial Jorge Richter aseguró el 13 de noviembre de 2019, en una entrevista en Bolivisión, que la designación de Jeanine Añez como presidenta interina fue legal y con base en  “el principio de la sucesión constitucional”. Posteriormente su discurso se alineó hacia la teoría del  golpe de Estado.

Por su parte,  Eva Copa,  expresidenta del Senado, afirmó el 9 de diciembre de 2020, en una entrevista  en radio Fides, que desde su punto de vista hubo una “transición constitucional forzosa”. Al día siguiente  cambió su versión y en un mensaje en Twitter sostuvo que hubo un “golpe de Estado”.

También se ve entre los virajes discursivos el de  Juan Carlos Huarachi, ejecutivo de la COB, quien  el 12 de marzo se desdijo sobre su pedido de renuncia a Evo Morales en 2019, y afirmó que “jamás se pidió la renuncia de manera escrita”.

El presidente del BCB, Edwin Rojas, pasó de destacar las medidas económicas del gobierno de transición, en julio de 2020,  a fustigar la gestión de Añez y calificar su gobierno como “de facto” el 3 de marzo,  en una entrevista en el programa  Piedra, papel y tinta.

Para el analista Marcelo Arequipa,  este cambio discursivo obedece a una suerte de descoordinación al interior del MAS y en otros casos a un oportunismo. “Lo que hay es una suerte desde descoordinación interna en el MAS, de no saber cómo tener una sola línea estratégica de definición concreta, que se establece después de la elección. Aunque en otros casos la explicación puede rondar más en el orden del oportunismo y en un sentido más pragmático de intentar acomodarse lo más rápido posible”, explicó. 
 

Cambio de  discurso

ANTES

Luis Arce, presidente de Bolivia.

“Es un gobierno transitorio, desde nuestro punto de vista, que no está asumiendo su rol. Mire, estamos viendo que es un gobierno transitorio, está tomando decisiones de mediano y largo plazo (…) (Jeanine Añez) Es una presidenta transitoria, es transitoria constitucional”. (20/05/2020)

Jorge Richter, vocero presidencial

“Desde el ámbito de la norma (la sucesión de Jeanine Añez) sí ha sido legal;  su designación está basada en el principio de la sucesión constitucional y el principio de continuidad, donde los actos del Ejecutivo no pueden tener pausas y el Estado tiene que seguir funcionando”. (13/11/2019)

Eva Copa, expresidenta del Senado

“Desde mi punto de vista ha habido una transición constitucional forzosa, porque no correspondía a la segunda vicepresidencia, sino a la presidencia y primera vicepresidencia (…). Renunciaron el presidente de la Cámara Alta, de la Cámara Baja, los vicepresidentes y nos quedamos sin personas representativas en ambas cámaras”. (09/12/2020)

Juan Carlos Huarachi, secretario ejecutivo de la COB

“Compañero presidente (Evo) le llamamos a la reflexión de que pueda seguramente asumir esta responsabilidad. Si hay una necesidad de renunciar por pacificar el pueblo boliviano, presidente, lo hacemos, lo decimos desde la COB, para pacificar el país a nivel nacional”. (10/11/2019)

Edwin Rojas, presidente del BCB.

“El gobierno de transición buscó la manera de mejorar el dinamismo de la economía, pero la declaración de la pandemia por el coronavirus afectó negativamente las perspectivas económicas del país (…). Previa a la declaración de la pandemia, la economía boliviana se encontraba en un proceso de desaceleración y de deterioro de sus variables macroeconómicas clave”. (Revista Umbrales, julio 2020)

DESPUÉS

Luis Arce, presidente de Bolivia.

“Las dos tareas que el gobierno de facto se impuso: pacificación del país y convocatoria inmediata a elecciones no se cumplieron, todo lo contrario. Se sembró muerte, miedo y discriminación, recrudeció el racismo y se usó la pandemia para prorrogar a un gobierno ilegal e ilegítimo”. (08/11/2020)

Jorge Richter, vocero presidencial

“La OEA está caminando por fuera de lo que señala su carta magna y realiza labores de inmiscuirse en asuntos que son internos. Lo hacen porque están comprometidos con la secuencia de hechos que propiciaron el golpe de Estado”. (18/03/2021)

Eva Copa, expresidenta del Senado

“A más de un mes del gobierno de nuestro hermano Luis Arce, las señales de certidumbre y recuperación económica son claras. Se puso en evidencia que el golpe de Estado de noviembre de 2019 trajo dolor a nuestras familias y destruyó la Patria”. (10/12/2020)

Juan Carlos Huarachi, secretario ejecutivo de la COB

“La Central Obrera Boliviana en ningún momento ha pedido la renuncia del expresidente Evo Morales, hemos respondido a una pregunta de la prensa (…). Jamás hemos pedido de manera escrita una renuncia del expresidente Evo Morales”. (12/03/2021)

Edwin Rojas, presidente del BCB.

“Las autoridades de facto estaban en un proceso de transición. Empiezan a comprometer una serie de acciones de política económica a mediano y largo plazo. Concretamente uno de los elementos a los que se compromete es el de, superado todo el proceso de pandemia, ver toda la política cambiaria y algunos elementos vinculados a la política fiscal”. (03/03/2021)

Punto de vista

Pedro Portugal   Analista y director de Pukara
   “Buscan justificar los procesos”

Se articula una estrategia en base de la urgencia de poner a Evo Morales otra vez como la figura central del aparato político del MAS. El MAS se vio frustrado por los resultados de las elecciones municipales y departamentales. En grueso no implica un descenso de la preferencia electoral mayor, pero en términos cualitativos significa un retroceso en cuanto al control de ciudades importantes y departamentos. Esto sirvió de catalizador para que se pongan en vigencia toda una serie de estrategias que estaban dormidas.

Entonces, el MAS ha tenido que reposicionarse respecto a lo que era el gobierno de Añez. Antes no tenía interés en mover este asunto, pero ahora sí, porque compensa esta relativa pérdida de influencia política que tiene y es posible que pueda servir para descabezar una oposición que sabe que puede ser tenaz teniendo gobernaciones y municipios.

 Lanzó una ofensiva contra el anterior gobierno y de paso es posible que arrastre alguno de los candidatos recientemente electos, entre ellos el alcalde electo de La Paz (Iván Arias), que fue parte del gobierno de Añez. Esto explica el reposicionamiento y la necesidad que tienen de cambiar de discurso, aunque contradiga lo que dijeron anteriormente.

Desgraciadamente en Bolivia no hay una fuerza que pueda contrastar la coherencia de discursos o la legalidad de éstos. No tenemos un sistema de justicia totalmente evidente o totalmente  probo.

Están acrecentando la ofensiva y para ello es importante justificar y dar validez al proceso que están instaurando a Añez, que quede claro que lo que hubo al menos discursivamente fue un golpe de Estado y para ello no tienen ningún escrúpulo, ningún recaudo de contradecirse en discursos.

| PÁGINA SIETE DIGITAL