31 de octubre de 2020

Como en la guerra, Bolivia cumple años acosada por la pandemia y la polarización

Ni en tiempos de guerra el país soportó la división de hoy por intereses de sectores. Las elecciones se avizoran como una salida. En el Día de la Patria, los bolivianos desean superar la adversidad unidos.

La Casa de la Libertad en Sucre, donde deliberó la Asamblea que decidió el nacimiento de Bolivia como República después de la Guerra de la Independencia (1809-1825).
La Casa de la Libertad en Sucre, donde deliberó la Asamblea que decidió el nacimiento de Bolivia como República después de la Guerra de la Independencia (1809-1825).

Con una sesión de la Asamblea Legislativa transmitida de manera virtual, con la presidenta Jeanine Añez como invitada, también virtual, así será hoy el acto central de la celebración de los 195 años del nacimiento de Bolivia. Este aniversario se caracteriza por una profunda confrontación entre esos dos poderes del Estado, producto de la crisis política que se desató con la renuncia y huida de Evo Morales de Bolivia después de la confirmación del fraude electoral.

El fervor  patrio  este año será virtual.

Pero en su cumpleaños, a Bolivia no sólo la aflige esta situación, sino una aguda crisis sanitaria que recae  sobre su precario sistema de salud provocada por la pandemia del coronavirus que azota a los bolivianos cada día más. A ello  se suma una ola de bloqueos de caminos  en el país de sectores afines a Evo Morales que reclaman por la tercera postergación de la fecha de  las elecciones generales, en las que se debe elegir al nuevo gobierno que tomará las riendas del país, después de casi 10 meses de una gestión de transición. 

Como daño colateral de la pandemia y de los bloqueos, que interrumpen la productividad, la crisis económica se cierne sobre los bolivianos, divididos, no sólo políticamente,  sino incluso sobre el hecho de si la pandemia del coronavirus  es real o no.

El desfile  del 6 de agosto el año pasado.

Celebraciones así, con ese contexto, no parecen encontrarse a lo largo de la historia del país. El periodista Rafael Archondo menciona al menos dos episodios críticos en la vida de la nación: la Guerra del Pacífico (1879-1884) y la Guerra del Chaco (1932-1935). Sin embargo, en ambas situaciones, sobre todo en la contienda del Chaco, los bolivianos estaban unidos en torno a un proyecto nacional.

“La Guerra del Chaco nos encontró unidos, fue un canal de movilización nacional, que encontró relativamente a todos embarcados en un proyecto nacional,  aunque luego comenzaron las diferencias”, dice el periodista.

“Este 6 de agosto nos encuentra en una crisis muy profunda y multifacética: sanitaria, económica y sobre todo la crisis política, en una transición de gobierno que no termina, que se prolongó artificialmente y no llegó a una definición;  y no permite, por lo tanto, tener claridad sobre qué es lo que Bolivia necesita y quiere; con una campaña electoral interrumpida por la pandemia  y, sobre todo, sin un consenso nacional, ni siquiera en torno a las elecciones”, añade Archondo.

Acta de la Libertad de Bolivia  firmada el 6 de agosto, 1825, en Sucre.

Para el historiador Fernando Cajías este nuevo aniversario encuentra  a los bolivianos ante dos fantasmas, que se traducen en el miedo a la epidemia del coronavirus y al enfrentamiento político y la inestabilidad.

  “Un mal que tuvimos a lo largo de nuestra vida republicana es la dureza de los enfrentamientos políticos, que traen como consecuencia que el vencedor persiga al vencido”, expone Cajías. 

El exdiputado y alcalde de La Paz Juan del Granado sostiene que en las actuales circunstancias el país vive un nuevo panorma sombrío; sin embargo, considera que este aniversario de la patria merece ser un día de celebración para los bolivianos, como siempre lo fue desde 1825,.

Pero ahora -sostiene-el Día de la Patria debe empujar  dos objetivos: asumir el desafío de construir un país con mejores condiciones de vida y desarrollo humano para sus habitantes y, sobre todo, avanzar en el proceso de transición democrática que comenzó en octubre de 2019, después de la renuncia y huida de Evo Morales.

Libertador Simón Bolívar,  a quien Bolivia le debe su nombre

“La radiografía descarnada que la pandemia nos sacó nos obliga este 6 de agosto a asumir el desafío inaplazable de construir un país mejor en términos de vida y desarrollo; el otro desafío, el que estamos encarando, con dificultades, pero creo finalmente con éxito, es la transición democrática. Después de 14 años de autoritarismo y de frustración nacional estamos ante un desafío complejo que es la transición democrática”, manifiesta Del Granado. 

 Y añade: “Este 6 de agosto tiene que darnos el oxígeno suficiente par encarar estos dos grandes desafíos, con el oxígeno y el impuso de 1825, que nos tiene que alentar a tener una visión más optimista hacia nuestro bicentenario, que se cumplirá en 2025”.

Pese a las duras circunstancias que envuelven a este nuevo   aniversario de la fundación  de la Patria, los bolivianos enfrentan el momento con esperanza y valentía. Soplan esas 195  velitas y lanzan sus deseos para el país y sus habitantes.

1825, creación de la  República de Bolivia

  • Convocatoria  El 9 de febrero de 1825, el Mariscal Antonio José de Sucre convocó los representantes de las regiones  altoperuanas para reunirse en un congreso constituyente que debía decidir el destino de la nación.
  • Posibilidad  El congreso constituyente debía decidir si la nueva república sería parte de las Provincias Unidas del Río de la Plata, mantener su adhesión a  Perú  o ser  independiente.
  • Decisión: El 9 de julio de 1825 el congreso constituyente  determinó la completa independencia de la nación  bajo la forma republicana.
  • Declaración El 6 de agosto de 1825 el congreso constituyente, reunido en la Casa de la Libertad, declaró la independencia de Bolivia.
  • LIbertador  El 18 de mayo de 1826 Bolívar firmó en Lima un decreto de reconocimiento a  la independencia de Bolivia.
  • Proceso La creación de la República de Bolivia se dio después de la Guerra de la Independencia que duró 15 años  (1809-1825).
  • Batallas  Las batallas de Junín y de Ayacucho, comandadas por el Libertador Simón Bolívar contra los españoles, son los pasos previos que se dieron antes de concretarse la Independencia de Bolivia el 6 de agosto de 1825.

Mónica Calizaya, periodista y actriz

“Deseo que salgamos de esto todos  unidos, apoyándonos como hermanos. Lo hicimos hasta ahora, aprendiendo lecciones duras. No podemos dejar de festejar el aniversario de la Patria, que tiene una linda cultura. Cuando termine  esto  saldremos a gritar que somos bolivianos”.

Ivo Blazicevic,  empresario

“Este 6 de agosto nos encuentra  a los bolivianos sumidos en una profunda crisis de salud y  una recesión que amenaza a las familias.  Hacemos  votos  fervientes para que unidos podamos ver el objetivo superior que es proteger la salud, cuidar la economía y trabajar todos en ese norte”.
 

Marcial Fabricano,líder indígena

“Primero, seamos merecedores de las  bendiciones de Dios; segundo, seamos responsables de ver el futuro de nuestra nación pero entre todos; tercero,  vayamos por un proyecto común; y cuarto, dejemos de buscar contradicciones para construir  una sociedad sólida y digna”.

Gary Rodríguez, economista, pastor

“Deseo una Bolivia digna, productiva, exportadora y soberana con emprendimientos económicamente viables, ambientalmente sostenibles y socialmente responsables, gobernada por hombres temerosos de Dios, ya que si alguien no le teme,  no temerá a nadie, de ahí la corrupción”.

Rita  del Solar,gestora cultural

“Lo primero que deseo para Bolivia y los bolivianos es paz, que todos vivamos en paz y que nos entendamos. También deseo que Bolivia sea el país bello que es. Yo amo mi país y siento que todos tenemos que trabajar por él. Ahora es el momento de empezar ese trabajo para salir adelante”.

Ivone Juárez  / La Paz

| PÁGINA SIETE DIGITAL