28 de octubre de 2021

Conade: El caso «golpe» es una nueva estrategia del MAS para acabar con la oposición

El caso «golpe de Estado» es una nueva estrategia del Movimiento Al Socialismo (MAS) y del Gobierno que apunta a desarrollar una gestión sin oposición política ni cuestionamientos, con una clara intención de desmoronar la institucionalidad democrática del país, afirmó este martes el representante del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), Manuel Morales.

El caso «golpe de Estado» es una nueva estrategia del Movimiento Al Socialismo (MAS) y del Gobierno que apunta a desarrollar una gestión sin oposición política ni cuestionamientos, con una clara intención de desmoronar la institucionalidad democrática del país, afirmó este martes el representante del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), Manuel Morales.

«Son las nuevas estrategias que se realiza a nivel gubernamental donde combinas elección popular, significativa como la de (Luis) Arce, más la capacidad represiva, alta capacidad represiva, que te da este tipo de operaciones, para poder desarrollar una gestión sin oposición, sin cuestionamiento, pero desmoronando toda la estructura de la institucionalidad democrática», aseveró Morales a la ANF.

Manifestó que el caso «golpe» es una operación política-judicial como el «caso Hotel Las Américas», que sirvió para desbaratar a la «media luna»; o el «caso Porvenir», que fue utilizado para acabar con la oposición política de Leopoldo Fernández en Pando. Afirmó que ese tipo de operaciones lo que hace es vulnerar derechos constitucionales, subordinar a la Justicia y a la Policía.

«El efecto de estas operaciones que son grandes, estructurales, donde mueven toda la fuerza del Estado es para darle mayor fuerza y mayor poder coercitivo al Gobierno, a un gobierno democrático y electo mayoritariamente», argumentó. Descartó que sea para tapar una «mala administración» gubernamental, como lo habrían manifestado algunos políticos de la oposición.

El caso «golpe» es impulsado por el Gobierno de Luis Arce, el MAS y su mayoría en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), esta narrativa es rechazada por los opositores que sostienen que se gestó un «fraude electoral» en 2019. Está en curso una investigación de caso, existen varios detenidos y una lista de quienes serán convocados a declarar.

Empero, las declaraciones del excomandante de la Fuerza Aérea Bolivia (FAB), Gonzalo Terceros, que el expresidente Morales tenía planeado ingresar 2.000 personas a La Paz, para hacer frente al bloqueo de la oposición que se movilizaba en noviembre de 2019 ; incluso el jefe de Estado habría consultado al entonces Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas (FFAA), Williams Kaliman, si tenían la capacidad de hacer frente a las amenazas de toma de instituciones.

Para el representante del Conade, esa acción de planear movilizar una gran cantidad de personas para hacer frente a una movilización simplemente demuestra el accionar violento del gobierno del expresidente y que el en país no se dio un «golpe de Estado».

«Lo que si te puedo afirmar es que esas 2.000 personas estaban actuando como grupos paramilitares, grupos parapoliciales y nosotros lo hemos denunciado (…), hemos denunciado esta acción de combinar movimientos sociales y aparatos represivos», señaló Manuel Morales.

El miembro de Conade considera que hay que acatar la Constitución Política del Estado en el caso «golpe», llevar adelante un juicio de responsabilidades para la expresidenta y liberar a todas las personas detenidas para que se defiendan en libertad.

Informó que el Conade convocó para este sábado a una «plenaria del pueblo» con el fin establecer una agenda y movilizaciones para defender los derechos del pueblo. «Es este sábado, estamos haciendo el lobby con las distintas organizaciones, es una plenaria abierta, va a ser virtual. Tenemos un tema único, la agenda y las movilizaciones. Ya no hay necesidad de sacar pronunciamientos, comunicados, porque el Gobierno está en otro plan absolutamente represivo, como lo que ha pasado en los Yungas el fin de semana», sostuvo.

| LOS TIEMPOS