24 de octubre de 2020

Créditos diferidos: Bancos tendrán dos años para elaborar nuevos planes de pago

El ministro de Economía, Óscar Ortiz, informó que el diferimiento de créditos alcanzará a todos que tengan un préstamo con las entidades financieras. Las tasas de interés no deben modificarse y también se difieren los seguros.

El Gobierno confirmó este lunes que la Ley de Diferimiento de Créditos beneficiará al conjunto de los prestatarios que tengan compromisos con las entidades financieras. La reglamentación elaborada por el Ejecutivo establece también que las financieras tendrán dos años para definir nuevos planes de pago para sus clientes.

“El consejo de ministro ha aprobado el Decreto Supremo 4318 que reglamenta el diferimiento de créditos hasta el 31 de diciembre. El diferimiento beneficiará al conjunto de los prestatarios (asalariados y funcionarios públicos). En el mes de enero de 2021 deberán comenzar a pagar sus cuotas”, señaló Óscar Ortiz, ministro de Economía.

La autoridad informó que las cuotas diferidas tendrán diferentes formas de pago que deberán ser acordadas entre las financieras y los prestatarios. Entre las  opciones, está prorratear por los siguientes meses las cuotas durante el tiempo que dura el crédito, o al final del contrato se podrán ampliar los meses de pago.

Las entidades financieras tendrán dos años, desde la promulgación del decreto supremo para realizar las reprogramaciones de créditos con sus clientes para que les permitan cumplir sus obligaciones con normalidad”, dijo.

La autoridad recalcó que el decreto entra en vigencia desde hoy y que incluso el cobro de seguros y todos los gravámenes quedan postergados hasta enero de 2021. Además, sostuvo que las tasas de créditos no deben modificarse.

Se difieren tanto capital e intereses y otros gravámenes, entre los cuales están las cuotas de los seguros de los préstamos, para septiembre, octubre, noviembre y diciembre”, dijo.

Más temprano, la presidenta de la Comisión de Economía, Otilia Choque, señaló que el diferimiento de los préstamos beneficiará a todos los clientes porque la ley tenía un alcance universal.

La norma es clara. Hasta el 31 de diciembre no se pagará. Y es para todas las personas que tengan créditos, ya sean en bancos o cooperativas”, dijo.

De acuerdo a datos de Asoban durante el primer semestre, los bancos han reprogramado $us 932 millones. El monto equivale al 3,7% del total de la cartera que suma $us 24.570 millones a junio de 2020.

Órtiz, dijo que las personas que quieren pagar de forma voluntaria sus préstamos podrán hacerlo si así lo desean.

| EL DEBER