19 de octubre de 2021

Decreto repone la exigencia de visas para israelíes y estadounidenses

El Decreto Supremo 4460, del Gobierno de Luis Arce, restituye la exigencia de visas para ciudadanos de Israel y Estados Unidos que pretendan ingresar a Bolivia.

La exigencia de visas para los ciudadanos de esas dos nacionalidades había sido impuesta por el Gobierno Evo Morales, pero fue eliminada por Jeanine Añez.

El Decreto Supremo 4107 de 9 de diciembre de 2019 había sido emitido por Añez bajo el argumento de alentar el turismo e inversión extranjera eliminando el visado para israelíes y estadounidenses, sin embargo, en el reciente Decreto de Arce se abroga esa medida.

El Decreto de Arce señala que no existe suficiente justificación para exonerar de visas a ciudadanos israelíes y estadounidenses, sin que esos países otorguen similar beneficio para ciudadanos bolivianos.

En términos legales, Añez había dictado que Estados Unidos e Israel sean traspasados al Grupo I de la Lista de Exoneración y Extensión de Visas, con lo cual Bolivia no requiere visado para esas nacionalidades, pero con el Decreto de Arce se dejó sin efecto esa medida, restituyendo el régimen migratorio anterior en el cual se exige visado a ciudadanos de esos países.

La norma aclara que, de manera excepcional, las personas provenientes de Israel y de los Estados Unidos que hayan programado su llegada al país con anterioridad a la emisión del Decreto Supremo, podrán ingresar al territorio boliviano sin contar con la respectiva visa, hasta el 8 de febrero del 2021.

Origen de los visados

Evo Morales dispuso el visado para estadounidenses e israelíes, cuando era Presidente.

En el caso de estadounidenses, Morales argumentó en 2007 que por reciprocidad se debía pedir visas a ciudadanos de EEUU, tomando en cuenta que ese país las exige para bolivianos. Después en 2015, emitió el Decreto 2339 con el cual se estableció un régimen particular migratorio para estadounidenses, norma que con el Decreto de Arce vuelve a ser vigente.

En el caso de Israel, Morales dispuso exigir visa a sus ciudadanos en 2014, como respuesta a acciones militares de ese país contra Palestina. El entonces mandatario calificó de “terrorista” al Estado israelí. La medida fue criticada por el sector del turismo debido al flujo de visitantes que había de ese país.

En el mandato de Añez, se decidió eliminar esas restricciones bajo el argumento de que durante el periodo de Morales la política exterior de Bolivia estuvo dominada por la ideología, pero además se debía alentar el turismo e inversión.

| ERBOL