23 de octubre de 2020

El coronavirus sentenció a los animalitos al abandono, envenenamiento y maltrato

Hogares de acogida sobrepasaron su capacidad. Activistas preparaban 50 platos de comida para distribuirlos en las calles, hoy preparan má de 150. A esto se suma el maltrato de la gente que los ve como “simples perros” y los envenena o atropella.

No hay cifras de cuantas mascotas fueron abandonadas durante la Pandemia, sin embargo algo es cierto  que la COVID-19  ha contribuido al abandono de los animales domésticos en lo que va de año. Esto ha ocurrido tanto en los meses de confinamiento como en la desescalada, activistas afirman que si bien antes alimentaban a 50 animalitos callejeros hoy deben dejar hasta 150 platos de comida y los albergues que los alojaban fueron rebasados. Los motivos: porque algunas personas creyeron que los animales domésticos transmitían el virus, y otras, porque no los podían mantenerlos.

Los callejeros sufren hambre y olvido desde que la población vive confinada por la pandemia. El cierre obligatorio de los restaurantes priva a los perros y gatos callejeros de las sobras y la basura. Los habitantes y los comerciantes no salen de casa para alimentarlos.

Silvia Paco, activista de Adopta con Amor,  afirma que desde el comienzo del confinamiento se han visto sobrecargados de trabajo. “Normalmente alimentamos a 50 perritos ahora se triplicó y muchos de los activistas también se quedaron sin su fuente de trabajo y aun así tratan de hacer lo posible por darles alimento a estos animalitos

Afirma que incluso en este tiempo los hogares de acogida han sobrepasado su capacidad, no cuentan ni con el espacio, menos con camas, frazadas ni comida y piden ayuda a la población de buen corazón

El coronavirus sentencia de muerte para los animalitos

Los animalistas afirman que la pandemia sacó lo peor de algunas personas, es el caso de los recientes videos que circulan en redes sociales, el primero ocurrido en  la ciudad de La Paz, en Villa Litoral (Alto San Isidro), donde el conductor de un vehículo blanco, con la placa de control 2693 RES, atropelló a un perro que jugaba en una de las calles, no le prestó ayuda y el cachorro falleció. Otro incidente ocurrió en Sopocachi donde una joven fue agredida por los vecinos cuando llevaba comida. La acusaron de ser insalubre y echaron del lugar.

Gente inescrupulosa, condena a los animalitos, ya que envenena la comida que dejan activistas, le echan tierra o incluso destrozan los platos improvisados que dejan para los peluditos.

Paco manifiesta que lo único que piden es que la población no bote los platos que encuentran, al contrario si tienen alguna comida que la depositen ahí, estos animalitos los agradecerán. 

“Hay muchos activistas que en las medidas de sus posibilidades incluso van y limpian en espacio donde dejaron el alimento, pero aquello que ya no pueden volver, no sean malos y por lo menos no maltraten  a lo que ayudan”, dice Paco.

Pidió a las autoridades ayudar en la atención de estos animales pero al mismo tiempo hacer cumplir las leyes, para que los dueños no los abandones.

Sobre el caso del animal atropellado, la Policía dijo que no es el primer caso que se atiende en la pandemia, incluso varios de ellos fueron remitidos a la justicia ordinaria, dice un oficial de POFOMA.

Sobre el hecho específico manifestó que está investigando investigado por el delito de biocidio en La Paz, ya que el can falleció. Lamentó que cuando se hacen las denuncias por redes sociales muchas veces quedan en nada, debido a que no existe una denuncia oficial y el agresor queda en libertad por falta de procesos.

|URGENTE.BO