19 de septiembre de 2021

El MAS llega a su congreso con tres tensiones en torno a Evo

La actividad se llevará a cabo mañana. Este martes se acreditan los que participarán. Morales llega luego de realizar una intensa gira de reuniones.

Pablo Peralta M. / La Paz

El Movimiento Al Socialismo (MAS) llega a su congreso con tres tensiones internas en torno a Evo Morales. En cambio, el expresidente llega a esa actividad partidaria  luego de realizar una gira intensa por al menos cinco departamentos, lugares donde se reunió    con sectores sociales y autoridades de su frente político.     

En el congreso, que  está previsto para mañana,  se prevé que se aborde la modificación de su estatuto  y se  incida en la disciplina. Los asistentes deben acreditarse hoy. Desde el MAS adelantaron que la actividad se realizará con una participación “reducida y cualificada”, factores que permitirán -aseguraron- avanzar en los temas a tratar. 

El primer punto de tensión tiene que ver con quienes piden “renovación” en el MAS y los llamados evistas, que incluso llegaron a tildar a aquellos como “títeres manejados” o “peones de  derecha”. 

El segundo punto de tensión está relacionado con la postura que asumieron algunas autoridades del gobierno de Luis Arce, quienes piensan que “hablar de golpe es lavar la imagen de Evo”, según  reveló el propio Morales el 25 de julio, cuando fustigó ese tipo de posiciones al interior del oficialismo.

El tercer punto de tensión tiene que ver con quienes ven al expresidente como su líder indiscutible e histórico, pero cuestionan a su entorno. Esta tensión  se remonta hasta por lo menos 2020.  Una muestra de ello es la entrevista que Morales concedió a la BBC, el 29 de octubre de ese año, luego del triunfo de Luis Arce en las elecciones generales. 

“¿Quién es el David, quién es el Lucho? Ése es el entorno. Son los decanos del entorno”. De esa forma contestó Morales cuando le preguntaron  sobre los cuestionamientos a su cúpula.  

“En el MAS, pues, somos el partido más grande de Bolivia. Siempre habrá diferencias, pero nosotros estamos conscientes de que del congreso va a salir algo bien para el instrumento y de verdad estamos esperanzados en que las cosas se den”, declaró a Página Siete Carlos Nina, líder de  Generación Choquehuanca. 

El dirigente indicó que se debe diferenciar entre el liderazgo de Morales y su entorno. En ese marco, aseguró que en Santa Cruz, los masistas son muy críticos al respecto. “El MAS es de las bases, y las bases están molestas con el entorno del hermano Evo”, dijo. 

Nina agregó que el pedido de renovación no significa división en el MAS, puesto que desde su punto de vista es algo natural que haya cambios. 

Henry Párraga, vocero del MAS en Tarija, indicó a este rotativo que “éstos son los momentos en que tiene que haber mucha reflexión, mucha crítica, mucha autocrítica”, pero subrayó que no se debe olvidar que “todo ese proceso también se ha hecho viable gracias a la lucha del compañero Evo Morales”. “Es nuestro líder histórico,  sin duda alguna”, expresó. 

El 14 de julio,   Evo se reunió con autoridades de El Alto.

Párraga sostuvo que   el entorno de Morales le hizo cometer errores, pero consideró que ese tema tendrá que abordarse en los diferentes congresos ordinarios y en las instancias correspondientes del partido azul.  “Ahora bien, que haya existido un entorno que haya hecho cometer errores sin duda alguna,  y eso tendrá que tocarse en los diferentes congresos ordinarios, en las comisiones orgánicas que son las mesas de trabajo, antes de llevar adelante las nuevas directivas”, indicó. 

Wilma Alanoca, exministra de Culturas y actual concejala del MAS en El Alto, afirmó: “Todos tenemos que acudir a este importante evento y esto con un sentimiento de poder mejorar toda la relación de la militancia para sacar unas resoluciones que tenemos que acatarlas orgánicamente”. 

El analista político Pedro Portugal comentó a este medio que, tomando en cuenta los precedentes de los congresos y ampliados anteriores del MAS, la actividad  de mañana puede convertirse en una especie de “escenario de resolución de conflictos internos”, salvo que los dirigentes que están en contradicción precautelen esa situación, y, por tratar de no verse como “flancos débiles” frente a otras fuerzas,  “traten de callarlo”.  

“Es evidente que hay muchas tensiones al interior, sobre todo tensiones de liderazgos entre por un lado la visión de Evo Morales y la gente que estuvo con él y que ahora está desplazada del poder, el actual entorno que se creó alrededor del presidente Arce, y las ambiciones declaradas de David Choquehuanca”, manifestó.  

 “Todo esto se focaliza -agregó- en ¿quién va a ser el próximo candidato del MAS? Parecería que todavía falta bastante tiempo, pero es con esta antelación que   se van ubicando las piezas en esta confrontación”.

En julio, Morales realizó una gira para sostener al menos 14 reuniones con sectores sociales, dirección del partido y autoridades del MAS. Estuvo en Oruro, La Paz, Beni, Chuquisaca y Cochabamba. En el caso de los sectores  de Santa Cruz,  la reunión fue  el 7 de julio   en Lauca Ñ (Cochabamba).  

Portugal indicó que la gira intensa de Morales “no es un indicio de fuerza, sino más bien un síntoma de debilidad”, y que   desde su punto de vista, Choquehuanca “está también en una campaña bastante intensa”. 

| PÁGINA SIETE DIGITAL