23 de octubre de 2020

El MAS se divide y organizaciones alteñas analizan quitarle apoyo

Desde hace varios años, los dirigentes alteños se quejaron por ser utilizados por los jefes políticos del MAS y en las recientes movilizaciones se pudo notar la división interna, afirman los ciudadanos.

Uno de los principales motivos por el cual diferentes organizaciones sociales de la urbe alteña tomaría la decisión de quitarle el apoyo al Movimiento al Socialismo (MAS), se debe a que en sus bases existe apatía a la hora de tomar decisiones en la designación de altos cargos.

El anuncio de quitarle el apoyo y alejarse del MAS fueron anunciados por parte de varias organizaciones afiliadas a la Central Obrera Regional (COR), de El Alto, como la Federación de Gremiales, y las dos Federaciones de Juntas Vecinales lideradas cada uno por dirigentes afines a este partido, quienes anunciaron que será un ampliado la que tome esta decisión.

Varios dirigentes de base de estas organizaciones exigieron que se lleve este congreso cuanto antes posible, porque ya no quieren seguir apoyando al MAS, en las próximas elecciones nacionales, porque a la fecha luego de los 14 años de gobierno que tuvo este partido nunca fueron tomados en cuenta, de acuerdo al apoyo que se ha brindado por parte de sus militantes en la ciudad de El Alto.

Para muchos representantes de organizaciones alteñas, así como ejecutivos de las diferentes zonas pertenecientes a los 14 distritos municipales, esta actitud del MAS siempre fue de esta forma, donde las bases que fueron el apoyo en muchas de las elecciones anteriores no han tenido la oportunidad de ocupar cargos altos, o ser nominados como autoridades nacionales, por lo que este problema sería el principal motivo por el cual el MAS en esta ciudad se estaría dividiendo.

Hasta hace 11 meses atrás, cuando el expresidente Evo Morales huyó del país, producto de varios los problemas que se presentaron y finalmente la es autoridad se fue, El Alto era el bastión de este partido, pero desde entonces existieron varias voces disonantes en sentido de una inminente división de las desinteligencias que surgieron.

Fruto de esto, donde la división se vio de forma clara, es que en las últimas movilizaciones que causaron en la urbe alteña, como los bloqueos que se presentaron, muchas de estas organizaciones sociales, del entorno de la COR, no tuvieron una participación directa, tal como se solía ver en años pasados.

De la misma manera, dos dirigentes afines al MAS, como Fernando Condori, que apareció como ejecutivo de una de las fejuves, formada luego de las convulsiones en Senkata, tampoco estuvo de manera directa en los últimos acontecimientos. Otro de los supuestos ejecutivos de la otra Fejuve, Basilio Villazante, también muy allegado al masismo, tampoco tuvo presencia en las movilizaciones.

Ambos dirigentes que causaron un paralelismo dirigencial, no son reconocidos por muchos de los ejecutivos vecinales, debido a que ninguno fue elegido en un congreso tal como señala los estatutos de esta organización vecinal como es la Fejuve.

Finalmente, todas estas organizaciones que eran el apoyo incondicional del MAS en El Alto tampoco fueron tomados en cuenta para la campaña de las próximas elecciones nacionales que se realizará en el país el próximo 18 de octubre.

| EL DIARIO