1 de noviembre de 2020

En el Gobierno hay la hipótesis de que el MAS tiene relación con cárteles mexicanos

El viceministro Issa presenta el cargamento de proyectiles en conferencia. Foto: Captura de Video

Cárteles de la droga mexicana estarían detrás de la desestabilización del país para que retorne un gobierno permisible a las drogas, como el del Movimiento Al Socialismo (MAS), por esta razón internan armas y municiones a Bolivia, sostuvo este miércoles el viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, quien indicó que esa es una hipótesis que maneja.

Esa sospecha es sustentada luego que, en un mes, la Policía decomisó 287 armas de fuego, 126.538 proyectiles de diferente calibre y 1.514 cartuchos de dinamita. La mayoría de estos hallazgos y decomisos fueron vinculados al MAS. Además, confiscó Bs 1.279.000, parte de lo cual fue repartido para reforzar los bloqueos propiciados por algunos dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y el denominado Pacto de Unidad entre el 3 y 14 de agosto.

Además, señala un reporte del Ministerio de Gobierno, durante ese bloqueo de carreteras, que duró 12 días, —cuando fallecieron más 40 personas que padecían coronavirus por falta de oxígeno medicinal en hospitales— también se observó en regiones bastión del MAS, como Yapacaní, el trópico de Cochabamba y el norte de Potosí, a grupos que exhibieron armas de fuego modernas y pedían elecciones en septiembre. 

“La hipótesis es que ellos están trayendo las armas para desestabilizar al gobierno, porque las armas que se han visto eran de origen americano y ruso, y son los grandes cárteles mexicanos quienes compran estas armas y las transportan a diferentes lugares, uno para protección del narcotráfico y, en este caso, para desestabilizar la democracia. Yo tengo esa hipótesis, particularmente, que el MAS tiene relación con cárteles mexicanos”, afirmó el viceministro Issa.

El viceministro también citó dos grandes decomisos que se dieron en los últimos días, primero se encontró 126.000 balas de industria mexicana que eran trasladadas a Santa Cruz a pedido de un militante del MAS: Raúl P. M. Un segundo caso, es cuando incautaron 60.000 municiones de escopeta en la ruta Yapacaní, departamento de Santa Cruz.

“Se está investigando, independientemente, estos hechos al margen que organismos de Inteligencia ya están en pleno movimiento para determinar quiénes son los portadores de las armas que han exhibido durante los bloqueos. Una vez que se colijan todos los datos ya la Policía va empezar a realizar detenciones”, advirtió el Issa.

El gobierno declaró guerra al narcotráfico, en ese marco, Issa sostuvo que la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), en una de sus últimas acciones, decomisó más de media tonelada de cocaína en cuatro operativos, dando así un duro golpe al narcotráfico.

| BRÚJULA DIGITAL