19 de septiembre de 2021

En siete ocasiones, la Fiscalía boliviana pidió que se hagan cambios a la pericia española sobre el tema fraude

Un informe periodístico confirma que el autor de la pericia, el profesor Juan Manuel Corchado, fue asesor del expresidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

La Fiscalía de Boliviasolicitó en siete ocasiones que se modifique el informe con el que ahora se pretende eliminar el proceso por el fraude en las elecciones generales de 2019, le dijo a EL DEBER el periodista español Alejandro Entrambasaguas, que hoy publicó su investigación en OK DIARIO. 

Según la investigación, esto ocurrió desde el primer envío, el 6 de mayo, hasta el 28 de junio, que fue el último. Además hoy se conoció que el autor de la pericia, el profesor español Juan Manuel Corchado, fue asesor del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, según la investigación de Entrambasaguas.

Corchado, profesor de la Universidad de Salamanca, fue coordinador de una entidad científica pública dependiente del Ministerio de Ciencia, que en aquel momento dirigía la ministra Cristina Garmendia.

La nota señala que el informe sobre el tema fraude fue clasificado como “confidencial” y tuvo siete versiones distintas. La primera de ellas se realizó el 6 de mayo de 2021 y la última el 28 de junio de ese mismo año. Tras los múltiples cambios, Corchado y la Fiscalía pactaron una prohibición para que la pericia pudiera ser difundida. Por este trabajo, el Ministerio Público boliviano pagó 30.000 dólares.

Juan Manuel Corchado pactó con la Fiscalía de Bolivia que nadie pudiera tener acceso a su polémico informe. Sin embargo, el profesor español -asegura OKDIARIO- no ha cobrado nada. “Yo no me he enriquecido económicamente con esto, el dinero lo cobró la Fundación de la Universidad de Salamanca”, explica.

El informe consta de 240 páginas y se titula Pericia de las elecciones generales del Estado Plurinacional de Bolivia de 2019. Además de Corchado, en la elaboración de este documento participaron dos universitarios veinteañeros: los estudiantes Pablo Plaza Martínez y Manuel López Pérez.

Cuando Corchado y los dos universitarios acabaron el polémico informe y la persona que lo recibió fue la fiscal Rocío Feraudi, próxima a Evo Morales. Casualmente, se trata de la fiscal que archivó la investigación de los pagos de 1,6 millones de dólares de Evo Morales a la consultora Neurona. Unos pagos que afectaban de lleno a la cúpula del partido de Pablo Iglesias y a Juan Carlos Monedero, fundador de Podemos.

Durante el año 2010, Corchado ocupó el cargo de director adjunto de la coordinación del área de Transferencia de Tecnología de la Subdirección General de la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva, un organismo científico público dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación. En el momento en que Corchado fue contratado como experto, su jefa fue la entonces ministra socialista Cristina Garmendia.

El paso de Corchado por el segundo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero quedó registrado en uno de los currículums vitae oficiales que constan del profesor de la Universidad de Salamanca ante el Ministerio de Economía. Sin embargo, Corchado se desvincula totalmente de los servicios que prestó en calidad de asesor científico cuando OKDIARIO le pregunta si ha tenido alguna relación con algún partido político o algún Gobierno. “No. Es falso”, repite a ese periódico en tres ocasiones.

| EL DEBER