19 de septiembre de 2021

Evo llega a Lima en medio de críticas y una vigilia de rechazo fuera de su hotel

El líder del MAS llegó a la capital de Perú escoltado por efectivos de seguridad estatal. En ese país la etiqueta #FueraEvoDelPeru se convirtió en tendencia.

El líder del MAS Evo Morales llegó a Lima en medio de críticas y se encontró con una vigilia de rechazo en las afueras del hotel donde se alojó en la capital de Perú, además de que la etiqueta #FueraEvoDelPeru se convirtió en tendencia.

El congresista Jorge Montoya manifestó mediante su cuenta de Twitter su rechazo a la estadía del líder cocalero.

«Rechazo la presencia de Evo Morales en nuestro país y llamo la atención al Gobierno por permitir su interferencia en nuestra política, lo único que logran es más crisis política de la que ya han sembrado», tuiteó Montoya.

Entre los internautas, uno de los tuit más indignados fue el de Rosario Benavides que comentó: “Evo Morales llega al Perú cuando le da la gana como si fuera mandatario, y el Gobierno pone a su disposición seguridad y lo alojan en los mejores hoteles. ¿Por qué le dan tanta importancia? ¿Los congresistas saben de esto? Morales debe ser expulsado del país».

El analista político José Barba Caballero le dijo a guik.pe que durante el gobierno de Salvador Allende, en la década de los 70 del siglo pasado, Fidel Castro llegó a Chile y se quedó 30 días recorriendo el país, arengando a las masas para hacer la revolución, y que no se debe subestimar la presencia de Morales en Perú.

“No subestimemos a Evo Morales, es parte de la estrategia ‘cerrocastillista’ para demostrar la inevitabilidad del camino hacia el comunismo. A Evo Morales hay que repudiarlo porque nada tiene que hacer en el Perú”, afirmó Barba.

Asimismo, decenas de ciudadanos esperaron anoche al exmandatario boliviano con protestas frente al exclusivo hotel al que llegó escoltado por efectivo de seguridad estatal del país vecino.

Con carteles, cánticos, gritos y banderas, grupos de ciudadanos expresaron su repudio a la llegada de la exautoridad y líder del Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Evo Morales el Perú te repudia. Fuera m…”, se leía en una pancarta.

“¡Fuera Evo de Perú, fuera Evo de Perú!”, corearon las personas que se apostaron frente al ingreso al Westin Hotel, ubicado en el barrio financiero San Isidro.

Evo arribó a Lima el martes en la noche, apenas descendió del avión que lo llevó desde Puno fue escoltado por un fuerte contingente de seguridad del Estado, que escoltó a la comitiva en una camioneta Ford, registrada a nombre de Aldalab Perú S.A.C, según la prensa limeña.

«El expresidente se alojó con sus acompañantes en el Hotel Westin de San Isidro, el más costoso y exclusivo de la capital. Atrás quedó la imagen de Morales paseando ayer en la mañana por la frontera entre Bolivia y Perú en un triciclo que tenía pintado el rostro de Ernesto Che Guevara», publicó Guik.

Ese hotel es de los más costosos y exclusivos de la capital peruana y, según Booking, una noche de alojamiento supera los 1.100 bolivianos al cambio.

Además, la etiqueta #FueraEvoDelPeru se convirtió en tendencia en ese país, donde las reacciones a las notas relacionadas con el exmandatario boliviano fueron acompañadas con esa descripción.

Ni bien llegó a la capital del país vecino, Morales fue escoltado por un fuerte contingente de seguridad estatal que lo acompañó desde el Aeropuerto Jorge Chávez, de acuerdo con el portal de noticias Perú 21.

Durante su estadía en Perú, Morales se reunió con la Federación Nacional de Trabajadores en la Educación del Perú (Fenateperú), donde expuso en un foro la “acción y perspectiva de las organizaciones sindicales en Bolivia”.

También realizó una visita a las ciudades de Puno y Desaguadero, antes de su arribo a la capital, donde se reunió con la cónsul de Bolivia, Felipa Huanca, y hasta paseó en un vehículo denominado “caminero” de esa localidad.

| PÁGINA SIETE DIGITAL