30 de octubre de 2020

Fiscal General solicita medidas cautelares a la CIDH; cívicos ratifican pedido de su renuncia

El presidente de los cívicos cruceños se encuentra en la capital, donde presentó un testigo que develaría las irregularidades para que sea habilitado como Fiscal General, con el favoritismo del MAS

Lanchipa

El Fiscal General del Estado, Juan Lanchipa logró que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), admita la medida cautelar que presentó, exigiendo que el Estado boliviano le otorgue garantías, «ante el hostigamiento y la violencia que sufre, de parte de movimientos cívicos». En contraparte, el Comité Cívico pro Santa Cruz, ratificó el pedido de renuncia de la autoridad, criticándolo de no impartir justicia equitativa.

“Mi persona ha acudido ante la CIDH y ha solicitado una medida cautelar referida a la seguridad, integridad personal y a mi familia, como también el derecho que tenemos nosotros de ejercer libremente la función que el pueblo boliviano nos ha otorgado para llevar adelante las funciones dentro del Ministerio Público. Esta medida cautelar ha sido admitida ante la CIDH y va a ser puesta en conocimiento de las autoridades nacionales para su cumplimiento”, manifestó Lanchipa en la ciudad de Sucre.

En las últimas semanas, grupos cívicos han demostrado públicamente su oposición a la gestión del Fiscal General. En la capital boliviana, inclusive han hecho actos de cierre simbólico del edificio principal del Ministerio Público.

En el campo judicial, el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, presentó cinco denuncias contra el fiscal, que demuestran una supuesta organización estructurada que tiene la capacidad de nombrar y posicionar a personas dentro de la justicia boliviana.

“Las funciones del Fiscal General se desarrollan dentro del marco de la Constitución, en apego estricto a la ley. Cualquier actitud, cualquier acción, fruto de la violencia o de la presión es un acto nulo y eso está en la propia CPE. Está claro que la presencia de estos dirigentes cívicos, tiene un afán estrictamente político”, declaró este martes, Juan Lanchipa.

Según la Fiscalía General, Lanchipa solicitó medidas cautelares a la CIDH el pasado 1 de septiembre y fue admitida al siguiente día, para darle garantías en el ejercicio de sus funciones.

Injusticia

Por su parte, en respuesta al anuncio de Lanchipa, Calvo dijo que las actuaciones eran en defensa del pueblo boliviano que no ve que se imparta justicia a la gente, porque el Fiscal General estaría vinculado políticamente al expresidente Evo Morales y al Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Tenemos que decirle al señor Fiscal, que nosotros, los comités tenemos la moral y ética de exigirle que cumpla con los derechos del pueblo boliviano. Los hostigados durante 14 años hemos sido el pueblo porque todo lo que uno presenta a este sistema judicial es guardado, escondido, no se investiga nada. Hostigado fue el pueblo que estuvo 12 días con un bloqueo donde no había oxígeno, alimentos, ni paso de ambulancias”, expresó.

Testigo

El presidente de los cívicos cruceños se encuentra también en la capital, donde presentó un testigo que develaría las irregularidades para que sea habilitado como Fiscal General, con el favoritismo del MAS.

“Al testigo lo vamos a llevar a que declare y para que conozca todo el pueblo boliviano, los actos delincuenciales que ha hecho el gobierno de Evo Morales. Solo para que le dé vergüenza y para que renuncie, porque la forma en que llegó no fue por capaz, fue porque hizo trampa, buscaron un alcahuete para que pueda guiar todos los procesos a Morales”, señaló.

Según Calvo, esta persona es un testigo de cómo Lanchipa manipuló la justicia para que su habilitación llegue una juez, también del MAS y salga una resolución a su favor, en menos de 24 horas.

| EL DEBER