23 de octubre de 2020

Gobierno da ultimátum a los bloqueadores de rutas en el país

«Basta, se acabó… vamos a actuar con todo lo que tengamos», dijo en tono enérgico el ministro de Defensa, Fernando López, que junto a Arturo Murillo, ministro de Gobierno; Yerko Núñez, ministro de la Presidencia; y Óscar Mercado, ministro de Trabajo y delegado presidencial en Cochabamba, le hablaron al país al final de la tarde de este 6 de Agosto.

Cuatro ministros de Estado, desde Cochabamba, dieron un ultimátum a los bloqueadores en el país advirtiendo que harán uso de la fuerza pública, si no son levantadas  las medidas que provocaron el corte de rutas y la falta de oxígeno y medicamentos en departamentos como Oruro, Cochabamba y La Paz, donde el coronavirus está golpeando con dureza.

«Basta, se acabó… vamos a actuar con todo lo que tengamos», dijo en tono enérgico el ministro de Defensa, Fernando López, que junto a Arturo Murillo, ministro de Gobierno; Yerko Núñez, ministro de la Presidencia; y Óscar Mercado, ministro de Trabajo y delegado presidencial en Cochabamba, le hablaron al país al final de la tarde de este 6 de Agosto. 

López ratificó que se ejecutarán operaciones interinstitucionales y que las Fuerzas Armadas (FFAA) harán todo lo necesario, en coordinación con la Policía. “Haremos todo lo que se tenga que hacer”, enfatizó el ministro señalando que se había acabado la paciencia frente a los obstinados bloqueadores.

El titular de Defnsa dijo que no se podía seguir exponiendo a la muerte a los enfermos por coronavirus de los departamentos de Oruro, Cochabamba y La Paz, en la zona sur, “solamente por el capricho de algunos pocos”. “Todo tiene un límite, se acabaron los desmanes… Basta, se acabó, vamos a actuar con todo lo que tengamos”, sentenció López y pidió a la población su respaldo a los uniformados que harán cumplir la Constitución Política del Estado.

Por su parte Murillo, apuntó al expresidente Evo Morales y al candidato presidencial por el MAS, Luis Arce Catacora, como los principales promotores de los movimientos violentos y de los bloqueos en el país, aunque también aseguró que la gobernadora de Cochabamba, Esther Soria (militante del MAS), es otra de las operadoras políticas y coordinadora de acciones con los movimientos sociales.

Autoconvocados, movimientos sociales, interculturales y militantes del MAS, han salido a las rutas desde el martes para impedir el paso de vehículos, incluso aquellos que llevan médicos y suministros de salud, exigiendo que los comicios generales se realicen el 6 de septiembre de este año y no el 18 de octubre, como lo ratificó el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El ministro de la Presidencia  insistió en la extrema necesidad de tener expeditas las vías carreteras del país y cuestionó a los movilizados por su  desprecio por la vida, bajo la influencia del MAS en procura de retornar al poder político a cualquier precio.

“Que de una vez se haga el diálogo entre el TSE y los movilizados”, apuntó Núñez y cuestionó a los vocales electorales por no mantener una sola fecha para los comicios nacionales, situación, que en su criterio, disparó las movilizaciones de los afines al expresidente Morales.

El ministro también dijo que era insostenible continuar llevando por vía aérea el oxígeno que se requiere en los hospitales y pidió a los movilizados pensar primero en la vida, dejando de lado los intereses políticos partidarios, “en medio de una pandemia que ha arrodillado al mundo entero”.

Finalmente el delegado presidencial por Cochabamba y ministro de Trabajo, Óscar Mercado, calificó de dramática la situación que se vive en ese departamento y que se garantizará la provisión de oxígeno y medicamentos a la ciudadanía.

“No vamos a aguantar el chantaje… Si no se atiende el diálogo vamos a actuar… hasta aquí tuvimos paciencia”, cerró el ministro Mercado, desde ambientes de la Policía en Cochabamba.

| EL DEBER