26 de octubre de 2020

Hay Bs 1.651 MM para combatir la COVID-19 y Mesa propone un bono para enfermos aislados

Un grupo de personas espera en busca de atención médica
Un grupo de personas espera en busca de atención médica

El Gobierno informó ayer del desembolso de 1.651 millones de bolivianos en favor de los gobiernos autónomos y universidades públicas para combatir el coronavirus COVID-19, así como la reactivación de la economía nacional con la provisión de alimentos y la producción local.

El expresidente y candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, sugirió un bono para las personas que están contagiadas y guardan aislamiento rígido. Asimismo considera que es necesario que se incrementen los test gratuitos y la provisión de kits con medicamentos básicos de tratamiento para quienes no tengan la enfermedad grave, pero que necesiten un abordaje específico.

Mesa hizo esa sugerencia al momento de explicar estas tres ideas para aplicar en este momento de la pandemia.

Según el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, los recursos serán canalizados a través del Fondo de Apoyo COVID-19, que fue activado ayer por el Ejecutivo, y otro monto corresponde a la restitución del 12% del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), para los gobiernos municipales e indígenas originarios campesinos, gobernaciones y universidades públicas.

Los montos son de 279.390.000 bolivianos y 1.372 millones.

LA DISTRIBUCIÓN El ministro de Desarrollo Productivo, José Abel Martínez detalló, citado por ABI, que del total de los recursos del Fondo de Apoyo COVID-19, 67.6 millones se destinaron a los gobiernos municipales e indígenas de La Paz; 53,1 millones a los de Santa Cruz y 47.1 millones a los de Cochabamba.

En tanto, precisó que se distribuyeron 31.3 millones a los municipios de Potosí; 21.7 millones a los de Chuquisaca; 21.2 millones a Oruro; 16.4 millones a Beni; 12.5 millones a Tarija y 8.1 millones a Pando.

Respecto a los recursos del IDH, el ministro reiteró que estos recursos serán asignados a las entidades autónomas y universidades, luego de que en la gestión del MAS, se les confiscó esos recursos desde 2016.

Precisó que de ese total, el 78% (1.070 millones de bolivianos) se destinó a los gobiernos municipales e indígenas; el 15% (205.8 millones) a las gobernaciones; y el 7% (96 millones) a las universidades públicas.

En ese marco, Arias detalló que el 50% de ese financiamiento irá a la prevención, atención y contención del coronavirus, el 25% a la provisión de alimentos para la población, y el restante 25% al fortalecimiento de la producción local.

AYUDA Entre tanto, para atender la emergencia sanitaria, Bolivia recibió insumos y equipos médicos que llegaron desde Qatar e India; además residentes bolivianos en España gestionaron ayuda para el país, mientras que el Reino Unido prepara otro aporte para enfrentar al coronavirus COVID-19.

«Ha llegado cooperación de Qatar e India gestionada por nuestro encargado de negocios en Lima (Perú). Se está embarcando una cantidad de insumos grandes desde Madrid, captada por residentes bolivianos en España, para determinados hospitales del Beni y de Sucre», informó la canciller, Karen Longaric.

En el caso del Reino Unido, explicó, se enviarán cuatro contenedores de insumos y equipos médicos. Se prevé derivar esa carga hasta Madrid (España) y de ahí se recogerá en aeronaves de la estatal Boliviana de Aviación (BoA), porque esta línea tiene una conexión aérea directa.

«Ahora tenemos también asegurada una voluminosa cantidad de insumos y de medicamentos que ha sido ofrecido por el Reino Unido y estamos viendo cómo traer porque son cuatro conteiner», indicó.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, a mediados de marzo, Bolivia recibió, hasta junio, donaciones de organismos internacionales como el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) que entregó 400.000 dólares. En abril, Francia otorgó 39.000 dólares y el mismo mes el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), por un valor de 498.656, otorgó material y equipos médicos en favor del Ministerio de Salud.

Por su parte, el Banco de Cooperación Financiera Alemán KfW, donó 287.356 dólares para la Policía Boliviana. El Fonplata-Banco de Desarrollo otorgó 200.000 y Estados Unidos también se sumó a las donaciones entregando 750.000 de manera directa.

Fuente: Opinión