18 de octubre de 2021

La fórmula de García Linera contra la oposición: Revisa sus impuestos, propiedades, cuentas bancarias…

El exvicepresidente afirmó que si los empresarios «molestan un poco más», el Gobierno puede suspender las exportaciones porque tiene el monopolio.

El exvicepresidente Álvaro García Linera explicó cuál es la fórmula que deben usar los «gobiernos populares» para enfrentarse a la oposición: revisar sus impuestos, propiedades y cuentas bancarias, todo un «menú de opciones de gobierno» para «atemperar» a las «clases dominantes».

«No puedes simplemente contemplar, o asumir la actitud de dejarlos seguir con su conspiración. Revisa sus impuestos, mira sus propiedades, sus cuentas bancarias, tienes un menú de opciones de gobierno con las cuales atemperar y contener ese tipo de acciones (‘conspirativas’)», declaró García en entrevista con la revista Jacobin América Latina.

El exmandatario fue presentado en la nota como «uno de los más destacados intelectuales latinoamericanos» y se le consultó respecto al «viejo debate sobre cómo los gobiernos populares deben enfrentar la reacción de las clases dominantes».

«El qué hacer con las oligarquías es un tema complicado. Las revoluciones militarmente triunfantes no tuvieron que hacerse esa pregunta, porque el triunfo militar resuelve ese problema», indicó el exvicepresiente, antes de desarrollar su respuesta, en la que explicó el papel del Estado frente al «poder económico» de un sector dominante.

«Lo que puede hacer un gobierno progresista (y para ello usa el monopolio de monopolios, el conjunto de recursos que están a disposición del Estado) es atemperar el poder económico de ese sector. Para ello, un gobierno progresista necesita un Estado con un mínimo indispensable de control del Producto Interno Bruto, para no estar sometido, no estar engrillado, a los poderes fácticos económicos (muchos de ellos más poderosos que el Estado)», indicó.

Quien fue el segundo mandatario durante el gobierno de Evo Morales identificó los «mecanismos» con los cuales el Estado cuenta para «atemperar» a la oposición.

«Ahí tienes un conjunto de mecanismos: tributarios, impositivos, de políticas fiscales, de inversiones y, llegado el caso, también de nacionalización», manifestó.

La receta planteada por García surge cuando en el país el Gobierno del MAS busca aprobar la ley contra le legitimación de ganancias ilícitas y se le da mayor poder a la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) para controlar a diferentes sectores de la sociedad.

Además precisó que el Estado puede implementar un conjunto de políticas económicas que «rompan el poder de veto empresarial».

Recordó que «allí donde el poder de veto es demasiado fuerte, simplemente lo quiebras: te metes y construyes una empresa del Estado».

Como ejemplo puso el caso de la soya en el país, y que cuando gobernó con Morales debilitó al sector empresarial soyero cortándole las exportaciones.

«Se trata de cruzarle el camino a los sectores empresariales que tienen demasiado poder de veto. No necesariamente estatizas todo, pero sí cortas la cadena, los debilitas, y eso hicimos con la soja; ya nunca más volvió a ser un problema. Desde 2009 hasta el 2020 ese mecanismo de chantaje que existía con la soja nunca más volvió. Y si molestan un poco más, les suspendes las exportaciones, porque como gobierno tienes el monopolio de decidir si se exporta o no se exporta», indicó.

| PÁGINA SIETE DIGITAL