18 de octubre de 2021

Manfred denuncia que quieren “derrocarlo” y afirma que el “pueblo tendrá la última palabra”

El alcalde de Cochabamba Manfred Reyes Villa aseguró este viernes que el MAS busca sacarlo de la municipalidad a través de procesos “amañados” y descarto que vaya a presentar su renuncia. El jefe edil aseveró que, si el Gobierno busca “derrocarlo” políticamente, el pueblo no permitirá que se vulnere su voto.

Reyes Villa se refirió al pedido del MAS de que haya nuevas elecciones en el municipio, toda vez que la Justicia rechazó un recurso de casación por el caso “Sillar Alternativo”, confirmando así la sentencia de 5 años de cárcel por el delito de conducta antieconómica.

“Me están distrayendo del trabajo, de la gestión, es decir, toda la población ha visto como es la persecución política a Manfred. Felizmente Manfred a retornado al país porque no tiene nada, porque si hubiera tenido algo no hubiera retornado.  Prueba de ello es que de todos los procesos me han absuelto”, dijo Reyes Villa en una inspección a trabajos de enlosetado en el centro de la ciudad.

Reyes Villa aseveró que “el que tiene la última palabra es el pueblo” y que “no puede ser que políticamente lo quieran destituir al alcalde”.

Dijo que su defensa activará los canales judiciales correspondientes.

Aseveró que la decisión judicial sobre el caso Sillar Alternativo se adelantó por motivos políticos, pues debido a la carga procesal esta resolución judicial debía salir en diciembre.

“Cuando estaba en EEUU me enviaron un mensaje diciendo que te ‘han dado una sentencia y ya no tienes que volver’, pero por qué si no he hecho nada. Voy a volver por mi pueblo porque ha votado por mí. No es que dos magistrados azules políticos que quieran sacar un alcalde cuando hay un pueblo que ha votado por Manfred2, dijo.

“Aquí el pueblo tiene la palabra, aquí nadie me va a sacar porque no están utilizando el debido proceso”, dijo.

“He hechos seguimiento a todos los procesos, esto más o menos iba a ser en diciembre, la decisión, sin embargo, han adelantado porque Manfred está en EEUU, para decir que no vuelva, porque no lo quieren a Manfred por el trabajo que estamos haciendo. Lo principal es que se respete la justicia en Bolivia. Querrán derrocarlo Manfred y en efecto dominó a los otros alcaldes”, dijo.

Dijo que “de ninguna manera” va a renunciar al cargo y afirmó que hay normativas que prohíben los procesos en rebeldía.

Afirmó que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte-IDH) admitió un recurso y que mientras este procedimiento esté en curso no pueden retirarle del cargo.

“Si políticamente se quiere derrocar a un alcalde el pueblo tendrá la palabra. Estén seguros que juntos vamos a luchar para que haya justicia y estado de derecho. Siempre he estado buscando la unidad, estoy trabajando y por eso están haciendo eso. Pero no vamos a permitir, se tiene que respetar la justicia”, dijo.

Dijo que no se irá del país y que afrontará todos los procesos en su contra.

Dijo que el caso Sillar Alternativo es “totalmente político” y que el MAS manipula el sistema judicial.

“Ya ha habido elecciones, ha ganado Manfred y el pueblo no va a permitir que haya injusticia”, indicó.

“No pueden venir dos personas que hagan caso a un poder político y que los saquen a Manfred, no se van a sembrar nabos en las espaldas de los cochabambinos”, aseveró.

“Manfred ha sido elegido por el pueblo y mientras yo esté con el pueblo voy a seguir de alcalde”, indicó.

| LOS TIEMPOS