28 de febrero de 2021

MAS no expulsa a exasambleísta condenado por violar a 4 niños

El exlegislador regional de Villamontes fue sentenciado ayer a 30 años de cárcel y su pareja, a tres años. La defensa de ambos anuncia que apelará la decisión.

El exasambleísta regional del Gran Chaco del  Movimiento Al Socialismo (MAS) Julio César Ferreira Campos fue sentenciado  a 30 años de cárcel sin derecho a indulto por la violación de cuatro niños. El partido azul  mantiene a Ferreira en sus filas y anuncia que en una próxima reunión considerará su expulsión. 

Las investigaciones y los testimonios establecieron que el exlegislador de la Asamblea de Villamontes abusó en el primer semestre de 2020 de dos niñas, cada una de seis años, que son sus hijastras, de una niña de siete años que es su sobrina y de un niño de cinco años que es su cuñado. El Tribunal Ordinario de Sentencia de Villamontes (Tarija) determinó, además,  una asistencia  de 400 bolivianos mensuales para las víctimas . 

La autoridad judicial también condenó a Jazmín Maricarmen Acebo Gutiérrez, esposa del agresor y madre de dos de las cuatro víctimas, a tres años de privación de libertad, por complicidad.

La asesora legal de la Defensoría de la Niñez, de la Alcaldía de Villamontes, Evita Ruiz, informó  a Página Siete que la condena sin derecho a indulto para Ferreira satisface a familiares de las víctimas y a las organizaciones defensoras de los derechos de la niñez, pero no así la sentencia para Acebo y anunció que apelarán el fallo.

“Pedimos la sentencia máxima porque una madre está destinada a proteger y a resguardar los derechos de los niños y adolescentes, y más aún cuando se suscitan los hechos dentro de la dependencia familiar”, dijo Ruiz y anunció que “una vez que seamos notificados, apelaremos la decisión judicial”.

Heidy Vides, de la plataforma “Ni una más” en Villamontes, anticipó que exigirán al menos 20 años de cárcel para la pareja de Ferreira porque tres años de privación de libertad es poco para una cómplice del abuso sexual contra cuatro niños. 

“Ella es cómplice, pediremos 20 años; el relato  de los niños que han hecho a través de dibujos es contundente”. Destacó la valentía de la abuela que en abril de 2020 se animó a denunciar y lograr la detención preventiva de Ferreira, que hasta ayer se mantenía en esa condición.

En abril de 2020, por motivos de viaje de la abuela, los cuatro niños quedaron bajo el cuidado de Ferreira y su pareja. A su regresó los pequeños le comentaron que el exasambleísta los trataba mal y los golpeaba. Cuando una de las niñas presentó una infección urinaria, la abuela acudió al médico. “Es ahí donde cuentan que fueron abusados”, relató el  fiscal del caso, Pedro Ortuño, en mayo.

La abuela presentó la  denuncia ante la Fiscalía. Y tras el informe  forense, el fiscal ordenó la aprehensión del exasambleísta a fines de abril. Una de las hermanas de seis años, según el examen forense, presentaba desgarro vaginal. 

Las entrevistas psicológicas a las víctimas determinaron  abuso deshonesto: tres de los menores habían sufrido  toques impúdicos y una había sido vejada. 

“Los niños no se ubican en el tiempo”, dijo entonces Ortuño y aseguró que “en una de sus entrevistas (los menores) dijeron que avisaron del hecho a sus madre biológica y ella no hizo nada”.  

Carlos Calvimontes, abogado del exasambleísta masista, anunció ayer que apelará la condena de 30 años de su cliente. “Sabemos que ya estaba dada por la presión social y la valoración bajo la lupa de los  jueces fue más social que técnica o jurídica”, sostuvo. 

En puertas edificio donde se leyó la sentencia contra Ferreira, este miércoles, había mucha gente que exigía justicia. Cuando el condenado abandonó el lugar fue abucheado. Rápidamente los policías lo subieron a un vehículo para llevarlo a la carceleta, de donde será trasladado a Yacuiba, a la cárcel de Palmar Grande, donde las personas sentenciadas cumplen sus condenas en la región.

Ferreira fue aprehendido el 1 de mayo de  2020 y al día siguiente  solicitó al presidente de la Asamblea Regional de la Provincia Gran Chaco, Mario Aldana, continuar sesionando por vía remota. Ante la inasistencia continua a tres sesiones,  fue suspendido y reemplazado por la también villamontereña Lily Galarza.

No obstante, Ferreira figura aún en las listas del partido de gobierno. El asambleísta regional de Yacuiba Carlos Rodríguez Cardozo  informó  a Página Siete que el exasambleísta no fue expulsado del MAS, ni de la Asamblea Regional del Gran Chaco, en espera de una sentencia. Anunció que el frente azul en el sur del país considerará como primer tema en su próxima reunión la expulsión. 

La vicepresidente del MAS en Villamontes, Fabiana Farfán, sostuvo que Ferreira “ya estaba desconocido” por la dirigencia masista. Anunció que ahora que ya se conoce la condición jurídica de Ferreira, su situación política será definida en los próximos días. “Por ahora estamos en campaña política”, dijo.

 Condena y expulsión

  • Fallo El Tribunal Ordinario de Sentencia de Villamontes condenó a 30 años de cárcel sin derecho a indulto al exsambleísta  Julio César Ferreira Campos por los delitos de violación y abuso sexual en contra de cuatro niños. Su pareja, Jazmín Maricarmen Acebo Gutiérrez, y madre de dos de las cuatro víctimas, fue condenada como cómplice a  tres años de privación de libertad.
  • Expulsión  Las Warmis del MAS emitieron un comunicado en mayo de 2020 para pedir la expulsión de Ferreira de las filas azules. El pedido no se cumplió hasta ahora. El MAS de Villamontes ahora dice que ya conoce de la condena judicial y afirma que  analizará su expulsión en una reunión política que se realizará en  estos días.

| PÁGINA SIETE DIGITAL