29 de octubre de 2020

Murillo dice que Evo no retorna al país para enterrar a su hermana porque es un “cobarde”

El ministro de Gobierno sostiene que el exmandatario no tiene impedimento para volver a territorio nacional. Ayer el jefe del MAS dijo que es víctima de persecución política y que eso le impide llegar a Bolivia a enterrar a su hermana Esther

El Gobierno nacional sostiene que no existe ningún impedimento para que el expresidente Evo Morales vuelva a Bolivia y entierre a su hermana, Esther, que falleció ayer en la madrugada por complicaciones propias del Covid-19, y que no lo hace por “cobardía”.

El ministro Arturo Murillo negó que el jefe del MAS sea hostigado y atribuyó a su falta de valor que no retorne a territorio nacional. “Es un cobarde porque trata de victimizarse ante el mundo. Nadie lo está persiguiendo, lo único que le persigue a Evo Morales es su conciencia”, dijo la autoridad en entrevista con radio Panamericana.

Ayer el expresidente, desde su refugio en Argentina, afirmó que “tanto odio, racismo y persecución política me impiden ver, por última vez, a mi única hermana”, aspecto que es rechazado por el Ejecutivo, que considera que “por lo menos debería haberse quedado callado”.

Morales afronta en el país varios procesos judiciales, entre ellos uno por terrorismo por instruir que se deje sin alimento a las ciudades y otro por fraude en los comicios generales del 20 de octubre de 2019, que fueron anulados.

“Lamento muchísimo la muerte de todas las personas y, obviamente, lamento la muerte de la hermana de Evo Morales, pero lamento más que Evo Morales sea un cobarde y no pueda venir y enterrar a su hermana, más allá de cualquier impedimento”, ratificó el titular de Gobierno.

A juicio de Murillo, Morales “fue valiente cuando estaba en el poder, fue valiente cuando estaba sentado en la silla y cuando pisoteaba a militares y policías, fue valiente cuando estaba cuidado por venezolanos y por cubanos; ahora es valiente desde su mansión en Buenos Aires para mandar a morir a los bolivianos”, en referencia a los conflictos que protagonizaron sectores afines al MAS por la fecha de las elecciones.

| EL DEBER