17 de octubre de 2021

Ordenan aprehender a otro excomandante y Derechos Humanos pide defender a uniformados que protegieron al pueblo en 2019

Yuri Calderón fue el titular de la institución cuando tuvo lugar el motín policial. Ahora es procesado por el caso ‘golpe de Estado’ que promueve el MAS

La Fiscalía instruyó este jueves la aprehensión del excomandante de la Policía Boliviana, Yuri Calderón, incluido en el proceso por el denominado caso ‘golpe de Estado’ que promueve el MAS. El uniformado fue titular de esa institución durante el motín que protagonizaron los agentes del orden en 2019.

El 10 de noviembre de esa gestión, la autoridad sugirió la renuncia de Evo Morales para “pacificar” el país, frente a las movilizaciones que denunciaban un fraude en los comicios generales.

Calderón es procesado por la presunta comisión de los delitos de sedición, terrorismo, conspiración, y conspiración de grado de complicidad y permaneció en el cargo hasta el 14 de noviembre, cuando fue reemplazado por otro jefe policial por la entonces mandataria, Jeanine Áñez.

Ante el proceso que involucra a jefes militares y policiales, la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), liderada por Amparo Carvajal, llamó a la sociedad civil a defender a la Policía y Fuerzas Armadas (FFAA), que, según un pronunciamiento, salieron a “defender al pueblo” en los acontecimientos de 2019.

“Reclamamos urgentemente a la justicia para que respete los derechos humanos de todos los afectados por esos acontecimientos de octubre de 2019”, indica un comunicado de esa instancia.

Ayer se procedió a la aprehensión del almirante Flavio Gustavo Arce San Martín, excomandante de la Armada Boliviana y exjefe del Estado Mayor, quien acompañó al excomandante de las FFAA, Williams Kaliman, en una conferencia de prensa cuando se sugirió la renuncia de Evo Morales.

| EL DEBER