31 de octubre de 2020

Organizaciones hablan de sugerir a Evo Morales que se aleje de la campaña del MAS

Hace meses que no existe ninguna reunión entre el presidente del MAS Gerardo García y la dirigencia campesina

Las denuncias contra Evo Morales, el silencio de sus voceros, el silencio del propio expresidente y la suma de procesos judiciales llevó a las organizaciones del pacto de unidad que sustentan al MAS analizar la posibilidad de que Morales deje la jefatura de campaña del masismo.

De acuerdo con los dirigentes del Conamaq, que es parte del pacto de unidad, fueron convocados a una reunión la próxima semana donde se analizará la situación de la campaña y la posibilidad de pedir a expresidente alejarse de la jefatura que hoy ostenta. El problema radica en el peso de los cocaleros del Chapare que son los incondicionales de Morales.

Inexplicablemente, los dirigentes del trópico de Cochabamba, Andrónico Rodríguez o Leonardo Loza dejaron de responder las llamadas telefónicas desde que estalló el escándalo contra Morales y su relación con una menor de edad.

De igual modo, las dirigentes del trópico, Célima Torrico, Juanita Ancienta o Leonilda Zurita, que son aguerridas defensoras del expresidente, tampoco respondieron las llamadas sobre esta posibilidad dentro el MAS.

La dirigencia campesina reconoce que las seis federaciones del trópico son las que mejor organizadas están a la hora de hacer campaña, porque designan “comisiones” de cada federación para que viajen a cada departamento a buscar electores. Camiones, buses y minibuses son utilizados para ese propósito.

El distanciamiento

Los dirigentes mencionaron que la cúpula del MAS les pidió salir a responder las acusaciones contra el exmandatario, pero este pedido solo empeoró las deterioradas relaciones entre el masismo y los dirigentes indígenas del pacto de unidad.

Uno de los voceros del MAS, el exviceministro Sebastián Michel, dijo que todas las denuncias que salieron solo buscan un impacto político-electoral y que a los adversarios políticos no les importa si hacen daño a la dignidad de una persona solo buscan un efecto político, de acuerdo con AFP.

Entre los campesinos reiteraron que la división es tal que hace meses no existe una reunión entre el designado nuevo jefe del MAS, Gerardo García y los dirigentes del pacto donde existe una molestia contra todos los que vienen con “instrucciones” de Argentina.

Hace una semana, la dirigente de las mujeres campesinas, Segundina Flores, explotó, dijo que hay gente que habla a nombre de ellos y ni siquiera asiste a las reuniones. Señaló directamente al ex canciller, Diego Pary.

Las pugnas internas están asentadas incluso en la bancada nacional. Hasta ahora no hubo una reunión conjunta de senadores y diputados como se realizaba cada martes, cuando Morales preservaba poder. Los diputados están divididos abiertamente y tropiezan en cada sesión con acusaciones directas.

| EL DEBER