20 de octubre de 2020

Ponen en duda la salud mental del diputado Montaño por decir que el Gobierno busca reinfectar el país

«Cuando se hace este tipo de declaraciones de parte de algunos diputados, hay que ver si están en sana razón, realmente yo creo que habría que hacer alguna revisión (mental a estos diputados para ver) si están en sana razón», apuntó Barrientos.

El diputado del MAS, Edgar Montaño. / Archivo | APG

El diputado de Unidad Demócrata, Gonzalo Barrientos, puso en duda la salud mental de su homólogo Edgar Montaño, y sugirió una evaluación médica para determinar si está en sus cabales. La reacción de Barrientos surge luego de que Montaño declarara que el gobierno abrió la frontera aérea del país con el propósito de reinfectar a la población con coronavirus y así frustrar las elecciones generales del 18 de octubre.

«Cuando se hace este tipo de declaraciones de parte de algunos diputados, hay que ver si están en sana razón, realmente yo creo que habría que hacer alguna revisión (mental a estos diputados para ver) si están en sana razón», apuntó Barrientos.

La víspera, el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Edgar Montaño, aseveró que el gobierno de transición de la presidenta Jeanine Añez abrió la frontera aérea del país para buscar un nuevo rebrote del Covid-19 y evitar los comicios, además de permitir la «fuga» de algunos ministros «que ya tienen pasaporte, visa, permisos y casas en otros países».

Lo que el gobierno quiere «es una nueva reinfección para que nos digan que en octubre hay un pico de la nueva reinfección del coronavirus y no haya elecciones», declaró Montaño.

En Consejo de Ministros, el Gobierno determinó que Bolivia desde el 1 de septiembre ingrese a la etapa de posconfinamiento en la que rigen nuevos horarios de circulación de personas y vehículos, jornada laboral de ocho horas y la apertura de la frontera aérea. Pero al mismo tiempo mantiene varias restricciones, así como las medidas de bioseguridad.

Barrientos explicó que las medidas se enmarcan en la decisión del Gobierno de flexibilizar la economía y poco a poco retornar a la normalidad.

| LOS TIEMPOS