30 de octubre de 2020

Sancionan a diputado relacionado con exmilitar y envuelto en otro lío

Julio Huaraya fue alejado de la presidencia de la Comisión de Justicia de la Cámara Baja. Denuncias de protección y borracheras generan polémica en el MAS.

El diputado Julio Huaraya fue relevado de su cargo. ABI

El Movimiento Al Socialismo (MAS) tomó la determinación de sancionar al diputado Julio Huaraya, involucrado en la contratación del exmilitar sentenciado por violación y acusado de ayudar  a la supuesta novia del expresidente Evo Morales a salir del país rumbo a la Argentina.

La bancada del partido azul en la Cámara Baja lo relevó como presidente de la Comisión de Justicia, después de conocerse que River Covarrubias fungía como asistente, desde junio hasta agosto, mientras era buscado para cumplir su condena de 15 años en una cárcel de Yacuiba (Tarija).

La información fue confirmada por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, quien explicó que la decisión se tomó no solo por el último caso, sino también porque en el pasado la misma comisión ya estuvo envuelta en problemas por consumo de bebidas alcohólicas.

Dijo que la determinación busca demostrar que el Parlamento no socapa a personas que tienen nexos con terrorismo, proxenetismo o violación, ante la denuncia del Gobierno de que el MAS protegió a esta persona.

Choque indicó que se le pidió a Huaraya que dé un paso al costado. La próxima sesión se elegirá a su reemplazante.

Anteriormente, el diputado, en su defensa, sostuvo que no sabía del prontuario de Covarrubias y que no es su labor preguntar a los funcionarios si son delincuentes o violadores. Explicó también que Covarrubias presentó fotocopias de certificados de no antecedentes, y que se retiró cuando no pudo entregar los originales.

Tras su captura fue enviado a la cárcel de Chonchocoro para cumplir su condena. Entre tanto, como parte de la investigación, se reveló que tuvo contacto con el expresidente Evo Morales tras su renuncia y durante los conflictos postelectorales, tras revisar el flujo de llamadas en sus celulares.

El exmilitar en grado de mayor fue dado de baja en 2015. Es acusado de otro caso de violación y fue declarado inocente del homicidio de un hincha de Wilstermann, en Cochabamba, tras pasar más de un año en la cárcel.

| OPINIÓN