28 de octubre de 2021

Sectores y analistas aseguran que el Gobierno disimula con el “golpe” sus errores en la pandemia

El ministro de Justicia sentenció que la pandemia no puede ser excusa de impunidad. Ve indicios de corrupción en los 16 ministerios durante la gestión de Áñez. Seguirá los procesos contra la exmandataria, esté enferma o no

Sectores políticos y analistas coinciden en que el Gobierno de Luis Arce ha descuidado la gestión de la pandemia, por lo que es responsable por la escasez de medicamentos para los enfermos de coronavirus, y que el país no supere el 3% de personas totalmente vacunadas contra el Covid-19. Por ello, utiliza la teoría del golpe de Estado y recurren a la persecución para disimular sus errores.

Desde el Gobierno respondieron que la pandemia no puede ser sinónimo de impunidad. En el MAS aseguran que los opositores están nerviosos porque la expresidenta Jeanine Áñez empezó a revelar quiénes fueron los “golpistas” y por la detención en Estados Unidos del exministro Arturo Murillo, que comprueba que hubo corrupción.

Hay un alto nivel de politización, declaró el analista Paúl Antonio Coca. “El MAS está más preocupado en que hubo dictadura, que se gestó un golpe de Estado, de que vivimos un gobierno dictatorial con Áñez, pero se olvidó de lo más importantes: La salud, la reactivación económica, la falta de dinero. El desempleo no es un hecho que vaya a perjudicar solamente a los de un partido y no a los del otro. En eso no hay distinción de colores políticos”.

El diputado Alejandro Reyes, de CC, dijo que toda la teoría del golpe de Estado es un recurso que utiliza el Gobierno para tapar sus falencias, como la importación de vacunas, en los suministros para los hospitales, la escasez de medicamentos que hemos denunciado y lo más lamentable es que el Ejecutivo no ve la realidad.

Reyes advirtió también que los bolivianos no creen ni creerán la teoría del golpe de Estado. “Ellos saben, nosotros sabemos que hubo un fraude electoral, y cualquier discurso o fábula que quiere imponer el Gobierno es la línea política que buscan imponer para tener más control y mantener la presión política sobre la justicia”.

Sostuvo que a Arce no le preocupa la gestión, sino un relato, y a través de éste, poder gobernar”.

De hecho, Reyes, informó que este viernes envió una Petición de Informe Escrito (PIE) al Ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, para que brinde una explicación sobre el desabastecimiento de medicamentos en farmacias y hospitales en plena pandemia por el coronavirus.

En el documento, Reyes realizó 11 preguntas que deben ser respondidas por el ministro, entre las cuales destaca la supuesta obstaculización realizada Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed) para la importación de medicamentos, debido a que pide requisitos “incumplibles”

“Le preguntamos a la Agemed los procedimientos para la importación. Le hacemos cuestionamientos por el desabastecimiento (de medicamentos), y de la importación, por qué en vez de favorecer se está obstaculizando y se está generando escasez en las farmacias”, indicó.

La senadora Centa Rek, Creemos, coincidió con su colega. “El MAS analizó, por ejemplo, la detención del exministro Murillo en el exterior y creyó que les serviría para ir triunfantes y generar un discurso para involucrar a toda la oposición en ese problema del gobierno de transición”.

Consideró que la pandemia le ha generado al oficialismo una ola de impopularidad debido a la mala gestión y por las omisiones, mucha gente perdió familiares y amigos por el coronavirus”, sentenció la opositora.

Entre esas “omisiones”, aseguró Rek, el Gobierno no llevó adelante ninguna política de salud, “sino de persecución. Perdieron siete meses persiguiendo opositores cuando el país lo que necesitaba era una adecuada intervención sanitaria y generar una política de reactivación económica. Todo esto se quiere invisibilizar con lo único que saben hacer: pelear con los opositores”.

El analista y abogado cruceño Otto Ritter, señaló: “¿dónde está el presidente que no se ha enterado que cada día mueren alrededor de 100 personas por el Covid-19, tres veces más que los que han muerto en Sacaba y Senkata, y no hace nada? Por omisión del Gobierno se muere la gente porque no hay vacunas, las terapias intensivas en los hospitales son deficientes, los médicos llevan cinco meses sin recibir sueldo y falta oxígeno”.

Complementó que a este paso, “el gobierno someterá al pueblo a otros cinco años a seguir escuchando que hubo golpe, y la detención de Murillo les vino al pelo, pero no se dan cuenta que la gente muere por la enfermedad y también de hambre”, advirtió Ritter.

El ministro de Justicia, Iván Lima Magne, respondió que “la pandemia no puede ser un pretexto de impunidad. Los procesos judiciales nos muestran las inconsistencias y debilidades en la argumentación de Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, y en el uso arbitrario y discrecional que hicieron de la crisis que se produjo en el país en 2019, a partir del informe de la OEA”, señaló.

Reiteró que no se realiza ningún acto arbitrario ni se llevan adelante los procesos más allá del margen de la CPE. “Nosotros presentamos pedidos de juicios de responsabilidades, que llegaron el viernes a la Asamblea y siempre se respetará el debido proceso. Ese falso debate de decir que se distrae al país no es real”.

El ministro recordó que desde que comenzó la gestión realizaron auditorías y acciones legales. “En el gobierno de Áñez hubo corrupción flagrante. Tengo casos que debo ver con los 16 ministerios y en todos hemos encontrado casos que deben ir a juicio. Entonces, decir que distraemos con esto o con Murillo, no es verdad. Nosotros seguiremos con los procesos y buscaremos sentencias en todos los casos con o sin pandemia”, manifestó la autoridad.

El senador Félix Ajpi, del MAS, consideró que la oposición “está muy nerviosa. Sobre todo con la declaración de la señora Áñez que apunta a otras personas por el golpe de Estado de 2019. Quieren confundir a la población. Además, la detención de Murillo dejó en situación muy difícil a nuestros colegas”. Sin embargo, admitió que la atención a la pandemia no es tan fácil, “es complicado en todas partes”, manifestó.

Vacunas

La senadora Rek consideró que en algún momento las autoridades gubernamentales enfrentarán juicios dentro y fuera del país por todo lo que ocasionaron. “Si hubiéramos estado vacunados, si permitían antes que los gobiernos y alcaldías, como la empresa privada pueda importarlas, como se les sugirió, otra sería la realidad”.

La asambleísta opositora lamentó que el Gobierno no quiso ver a la enorme tercera ola de la pandemia, “ni tampoco hicieron las gestiones para dar socorro urgente a la ciudadanía contagiada”.

Otto Ritter pidió al Gobierno que libere de una vez la importación de vacunas, “y no me venga con lo que dice su ministro, que cualquiera puede importar si cumple los requisitos. Y esos requisitos no se pueden cumplir, es como decir cualquier perro puede ir a la luna, pero debe usar casco. Ningún can cumplirá el requisito, nadie más que el Gobierno puede importar vacunas”.

De hecho, el viernes los municipios de Santa Cruz de la Sierra, Cochabamba, El Torno, La Guardia, Puerto Quijarro, Tiraque y Turco firmaron para gestionar, con el aval del Gobierno, la compra de vacunas; pero el Gobierno puso tres condiciones para concluir el trámite: la certificación de un laboratorio, que cumpla la cadena de frío y que sea entregada de forma gratuita.

| EL DEBER