30 de octubre de 2020

Tres pericias confirman la veracidad del caso audio y que Evo habló con Yucra desde México en otras dos ocasiones

La Fiscalía dice que el audio es real
La Fiscalía dice que el audio es real

La imputación presentada contra Evo Morales señala que al menos tres pericias confirmaron que el expresidente es partícipe con probabilidad de los delitos de terrorismo y financiamiento al terrorismo durante los hechos de violencia y muerte registrados en noviembre del año pasado, porque confirmaron la absoluta veracidad del video-audio en el que el exmandatario ordenó al dirigente Faustino Yucra Yarwi “cercar ciudades” y no permitir el ingreso de alimentos.

Además, las pericias establecieron que Morales tuvo contactos telefónicos con Yucra en otras dos ocasiones (fueron tres en total), y que cometió los presuntos delitos luego de presentar su renuncia al cargo de presidente y salir del país. Este caso ya se ventila en la justicia ordinaria.

La imputación revela que la comunicación tuvo una duración promedio de tres minutos y 16 segundos (dejando de lado los segundos en los que cuelga el teléfono celular). Los investigadores concluyeron que Morales se comunicó con la línea telefónica 71024068 (que tiene fecha de activación el 17 de agosto de 2018), de propiedad de Faustino Yucra Yarwi.

Según la indagación, el 14 de noviembre de 2019, a horas 22:37:48 Yucra recibió la llamada de un número de los Estados Unidos Mexicanos signado con el 525515081469 (lugar donde se encontraba Evo Morales en esa fecha). “Este aspecto concuerda con el video que generó el inicio de la presente investigación, tanto en el tiempo de duración como en el horario (noche), como por la relación a las radio bases utilizadas por el celular de Yucra», indica.

El texto detalla que el 14 de noviembre, a las 22:37:48 se tiene la ubicación de la radio base denominada (El Torno 2)-4G-12 (Santa Cruz). El documento concuerda con lo dicho por el ministro de Gobierno, Arturo Murillo en una conferencia de prensa. La autoridad denunció una conversación en la que Morales le plantea una estrategia y le ordena a Yucra que con bloqueos se realicen cercos y no se permita la entrada de comida a las ciudades.

Un análisis de las llamadas entrantes y salientes del celular de Yucra permitió confirmar que el 14 de noviembre de 2019, a las 22:37:48 tuvo un contacto con el número de teléfono 525515081469, “que correspondería al video de la llamada entre Morales y Yucra”.

Además, se constató que no fue la única llamada, hubo dos más. El 12 de noviembre de 2019 hubo una llamada a las 23:27:38, duró tres minutos; el 17 de noviembre hubo otra a las 23:27:38, con una duración de dos minutos y 16 segundos.

El vídeo

También se hizo la pericia del contenido del celular Samsung J1, de propiedad de Alejandro Yujra, hijo del co-imputado Faustino Yucra Yarwi, en el que se “evidencia la existencia del video audio entre Evo Morales y Faustino Yucra, bajo el archivo VID-20191115-WA0031”, indica el documento. Ocurrió el 14 de noviembre de 2019 y tuvo una duración de 3 minutos y 18 segundos.

El archivo se insertó en un contacto de WhatsApp del celular del hijo de Yucra, identificado como “Cachu”. Este video, a través de su copia forense, fue sometido a pericias para determinar si la voz correspondía o no al expresidente Evo Morales.

La pericia realizada en el informe RUP 00006771-19, por el cabo ingeniero J.E.R.M. corrobora “la autenticidad de dicho audio-video”. Por otra parte, un informe técnico de informática realizado por Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), emitido por un perito en criminalística, otro en informática y un tercero en informática forense, extrajo toda la evidencia digital del celular de Alejandro Yucra y elaboró una imagen forense, “donde se establece la existencia del video que graba la conversación” Morales-Yucra y extrae “todos los datos y archivos”.

La tercera evidencia es la pericia de comparación o cotejo de voz, que se realizó mediante la cooperación jurídica en materia penal, solicitada al Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía General de Colombia.
La conclusión es la siguiente: “Al cotejar los datos obtenidos en los sistemas de análisis perceptual auditivo, lingüístico, acústico y semiautomático, aplicados a las voces masculinas motivo de estudio (las voces de Yucra y Morales)… Se observaron rasgos coincidentes en los hablantes”.

Con estos elementos, la Fiscalía confirmó que la conversación entre Morales y Yucra efectivamente se realizó, que es real, y estableció las tres frases de la conversación que complican al expresidente en los delitos de terrorismo y financiamiento al terrorismo: “Dividan el sindicato en cuatro o cinco grupos. Yo aguanté un bloqueo (así). Te pongo un ejemplo, si mi sindicato tiene 40 afiliados, cada grupo de 10 en 10, cuatro grupos, eso es para mucho tiempo. Si vos no te concentras se cansa la gente y abandona, si organizas grupos y sectores cada 24 horas vamos a aguantar el Bloqueo”. 

«Hermano que no entre comida a las ciudades, vamos a bloquear, cerco de verdad«

La afirmación “hermano que no entre comida a las ciudades, vamos a bloquear, cerco de verdad” y la tercera es: “organícense hermanos, lamentablemente no hay información, a mí me están reclamando: me han dicho que no hay quien centralice. Pero igual hermano, desde ahora a ser combate, combate combate, ya”.

La imputación dice que “estas aseveraciones tuvieron su efecto tomando en cuenta que el ejecutar un cerco a las ciudades fue un acto terrorista con el fin de organizar y direccionado por Juan Evo Morales Ayma para que el coimputado Faustino Yucra Yarwi y otros ejecuten planes de desabastecimiento de alimentos contra la seguridad interna del país, causando pánico colectivo en toda la población, ligado a combatir un alzamiento armado generando temor, muerte y heridos en el eje central del país. Vale decir, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y otras regiones”.

Por esto, los fiscales Rudy Terrazas, Luis Fernando Atanasio y César Choquehuanca, integrantes de la comisión de fiscales aseguran en la imputación que de acuerdo a los elementos colectados, existen suficientes indicios que permiten al Ministerio Público tomar convicción “de la existencia del hecho delictivo con el fin de ejecutar un cerco a las ciudades” y sentencia que “fue un acto terrorista organizado y direccionando de manera directa y/o indirecta y dolosa, atentado contra la seguridad interna del país” causando el pánico colectivo mencionado anteriormente.

El documento acota que “más aún se ha podido evidenciar de manera objetiva las comunicaciones que ha mantenido el imputado” luego de dejar su cargo y renunciar como presidente del Estado, “por lo que el Ministerio Público, en representación de la sociedad”, presentó la ampliación de imputación contra Evo Morales, por los delitos de terrorismo y financiamiento al terrorismo, en la vía ordinaria.

Fuente: El Deber