1 de noviembre de 2020

Violencia: civiles desbloquean y el Gobierno anuncia operativos

“Esperamos que lo más pronto posible, hasta el día de mañana puedan levantar estos bloqueos; caso contrario, sino se lo hace, corren en riesgo muchas vidas por falta de oxígeno, alimentos, medicamentos, y el Gobierno nacional tendrá que aplicar lo que dice la Constitución”, indicó ayer el ministro de la Presidencia Yerko Nuñez

Grupos civiles en al menos tres departamenos del país han comenzado a movilizarse para desbloquear las carreteras y enfrentarse a los sectores que interrumpen el libre tránsito. Al mismo tiempo, ante el fracaso del diálogo, el Gobierno dio plazo hasta hoy para levantar los bloqueos.

“Esperamos que lo más pronto posible, hasta el día de mañana puedan levantar estos bloqueos;  caso contrario, sino se lo hace, corren en riesgo muchas vidas por falta de oxígeno, alimentos, medicamentos, y el Gobierno nacional tendrá que aplicar lo que dice la Constitución”, indicó ayer el ministro de la Presidencia  Yerko Nuñez, a tiempo de señalar que los movilizados no buscan fijar fecha de elecciones. 

La autoridad añadió: “Si hay alguna persona que haya perdido la vida producto de estos operativos que tendría que hacerlos el Gobierno, es entera responsabilidad de quienes están movilizados, del partido político que está detrás de esto”.

Ayer,  miembros de la Resistencia Juvenil Cochala desbloquearon la avenida Blanco Galindo en la ciudad de Cochabamba.  Cientos de jóvenes en motos, carros y a pie -algunos con bazucas y petardos- se enfrentaron a los bloqueadores. La Policía llegó al lugar y usó agentes químicos para tomar el control.  

Pese a que la Resistencia logró su cometido, en horas de la noche los bloqueos volvieron a instalarse en esta avenida, impidiendo el paso de motorizados. No se reportaron heridos de gravedad hasta anoche.

Casi al mismo tiempo de los enfrentamientos en la Blanco Galindo, al sur de la ciudad, en la zona de K’ara K’ara, decenas de personas que mantienen otro bloqueo aseguraron que endurecerán sus medidas de presión, que enfrentarán a los jóvenes movilizados y tomarán las instalaciones de YPFB.

“Este comité está decidiendo que la siguiente medida de presión será la toma de YPFB, compañeros”, indicó uno de los presentes, asegurando que la toma se realizaría la misma noche de ayer.

Los anuncios de confrontación contra la denominada Resistencia también se hicieron en otros puntos del país, en especial en el trópico de Cochabamba, de donde salieron en marcha decenas de personas para reforzar los puntos de bloqueo al grito de “fusil, metralla, el pueblo no se calla”.

En Santa Cruz ocurrió algo similar. El fin de semana, en Samaipata, ocho personas fueron tomadas como rehenes por bloqueadores que atacaron las viviendas de esta población. La Policía intervino y detuvo a 49 individuos movilizados. Algunos de ellos tenían coronavirus. 

Similar situación de confrontación hubo en Tiquipaya y Mairana, donde aún se mantienen los bloqueos. 

El alcalde de San Ignacio de Velasco Moisés Salces   informó ayer que después de enfrentamientos entre miembros de la Juventud Cruceñista y bloqueadores, tres personas fueron tomadas de rehenes por parte de estos últimos. “La Policía y la Fiscalía deberían estar aquí”.

La noche del domingo, en la ciudad de Santa Cruz, miembros de la Resistencia Juvenil Cruceñista anunciaron que desde hoy comenzarían con el desbloqueo de carreteras ante la intransigencia de los movilizados. 

Bandos políticos

  • Camacho  Luis Fernando Camacho,  líder de la agrupación política Juntos,  convocó a la ciudadanía a movilizarse para desbloquear por cuenta propia las carreteras. Señaló que estas acciones comenzarán hoy desde la madrugada y que esperan contar con el apoyo de la Policía y las Fuerzas Armadas. 
  • Morales  El expresidente Evo Morales reconoció que las movilizaciones afectan la popularidad del MAS, por lo que recomendó a sus bases tener en cuenta este factor.  Por otro lado, en Beni también se registraron enfrentamientos entre civiles en la carretera Santa Cruz-Trinidad. El comandante departamental Wálter Alvis  informó que a la altura de la comunidad San Pablo los pobladores se enfrentaron a los bloqueadores. “Hemos negociado para que se permita el paso de las personas que viven por la zona. No pudimos desbloquear porque somos pocos policías”.

| PÁGINA SIETE DIGITAL