24 de octubre de 2020

El Gobierno mantendrá procesos judiciales en contra de los promotores de bloqueos

“Nosotros creemos que hay que seguir el proceso hasta el final, para que la gente que es culpable de lo que ha sucedido tenga que pagar (su culpa), ahora quién debe llevar adelante esto, nosotros estamos llevando los procesos, las denuncias y tiene que ser el Ministerio Público y la Justicia (las instancias)”, declaró la autoridad a radio Panamericana.

Juan Carlos Huarachi en una conferencia de prensa
Juan Carlos Huarachi en una conferencia de prensa

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, advirtió este viernes que seguirán adelante los procesos judiciales en contra de los autores intelectuales del bloqueo de caminos de los sectores sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), pese a que éstos instruyeron horas antes la suspensión de la medida de presión que cumplió 12 días.

“Nosotros creemos que hay que seguir el proceso hasta el final, para que la gente que es culpable de lo que ha sucedido tenga que pagar (su culpa), ahora quién debe llevar adelante esto, nosotros estamos llevando los procesos, las denuncias y tiene que ser el Ministerio Público y la Justicia (las instancias)”, declaró la autoridad a radio Panamericana.

Sectores afines al MAS iniciaron el 3 de agosto un bloqueo nacional de caminos para exigir que las elecciones generales sean ratificadas para el 6 de septiembre y no sean suspendidas hasta el 18 de octubre, tal como determinó el Tribunal Supremo Electoral (TSE) con el fin de evitar un contagio masivo de coronavirus. Sin embargo, los bloqueadores cambiaron su pedido para que la votación sea el 11 de octubre. Esa demanda tampoco fue escuchada, ya que el TSE ratificó que los comicios serán el 18 del octavo mes del año, amparados en una ley aprobada por el Legislativo y sancionada por el Ejecutivo.

Ante la negativa a atender su pedido, los dirigentes de los sectores afines al MAS anunciaron el jueves que sus bases determinarán nuevas medidas de presión, pero cerca del mediodía de este viernes declararon el cuarto intermedio.

El bloqueo de caminos impidió el transporte de insumos médicos al sector occidental del país, entre ellos oxígeno medicinal, un elemento vital para el tratamiento de pacientes por coronavirus (COVID-19). Autoridades informaron que más de 30 personas fallecieron en el país por la falta de oxígeno medicinal.

El 11 de agosto, el Ministerio Público admitió una denuncia en contra del expresidente Evo Morales, el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, el binomio del MAS, Luis Arce y David Choquehuanca, y otros dirigentes sindicales, quienes fueron acusados de cometer los delitos de terrorismo, genocidio y atentado contra la salud pública, por alentar los bloqueos de carreteras.

Murillo sostuvo que, respecto a los procesos, se debe preguntar constantemente al Fiscal General y a los fiscales departamentales qué acciones llevaron adelante.

“Esto va a ir a jueces y además vamos a llevarlo ante tribunales internacionales porque aquí se ha cometido crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra, y eso no puede volver a suceder en nuestro país. Para que ello no se repita, todos los que están involucrados, las cabezas, no la gente humilde e inocente a la que le obligan y bloquear, sino los cerebros, los que lucran con el dolor de la gente, los políticos que engañan a la gente, toda esa gente tarde o temprano tendrá que pagar al pueblo de Bolivia con cárcel, porque no puede quedar impune estos hechos”, declaró.

El Ministro de Gobierno también advirtió que en un plazo de 15 días se verán los resultados de contagios de coronavirus en los bloqueos de caminos propiciados por políticos del MAS, entre ellos el expresidente Evo Morales y el actual candidato presidencial por ese partido, Luis Arce. Incluso sostuvo que habrá muertos. Puso de ejemplo la detención de 46 bloqueadores en el sector de Tiquipaya, Santa Cruz, de los que 14 padecían coronavirus, los mismos que eran potenciales transmisores de esa enfermedad.

| BRÚJULA DIGITAL